Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gobierno y PP chocan por los sondeos petrolíferos

La polémica por los permisos para buscar petróleo en el litoral de Valencia se encendió ayer de nuevo a cuenta de una respuesta parlamentaria. El diputado socialista por Valencia José Luis Ábalos preguntó al Gobierno sobre las autorizaciones de prospección en una amplia zona del Golfo de Valencia concedidas a finales del año pasado, y el Ejecutivo aprovechó para defender que animarán la economía e implicarán "unas inversiones muy elevadas en un sector de alta tecnología" con potencial "para generar trabajo y riqueza de forma sostenible". El PP respondió con contundencia al mensaje y aseguró, por boca del portavoz de su campaña electoral en la ciudad de Valencia, el concejal Alfonso Novo, que el rastreo de yacimientos de petróleo o gas será "letal" para el medio ambiente y el turismo.

En su respuesta parlamentaria, el Ejecutivo sostiene que las prospecciones serán "un aliciente para la actividad económica" de la zona, y que serán "compatibles" con la protección del medio ambiente, y la actividad pesquera y turística. Es más, a juicio del Gobierno pueden "contribuir a diversificar la actividad de la zona y a crear empleo en nuevas áreas de interés".

En esa línea, cita los ejemplos de Noruega o el Reino Unido, con "acreditada reputación ecológica" mientras "lideran la producción de petróleo y gas a nivel europeo". También insiste en que las autorizaciones otorgadas para los sondeos no son un permiso "automático" de los trabajos de prospección, que deben superar previamente un análisis técnico, de seguridad medioambiental y de consulta a instituciones y al público.

Daño al medio ambiente

"De ningún modo", fue la respuesta de Novo, que se declaró "indignado" por los argumentos del Ejecutivo socialista. Los valencianos, según afirmó en un comunicado, rechazan las prospecciones porque "serían letales para el turismo y el medio ambiente, y el daño que pueden provocar sería irreversible".

Novo exigió al ministro de Política Territorial, Manuel Chaves, que explique su aparente rechazo de las prospecciones en la costa andaluza mientras el Gobierno defiende que se hagan en la Comunidad Valenciana. También pidió claridad al PSPV, que se ha opuesto a los permisos. "Este tipo de sondeos dañan el medio ambiente" y "son un riesgo grave para el ecosistema", insistió Novo. "No queremos ese supuesto alivio económico", añadió el portavoz del PP.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 5 de abril de 2011