Mueren 41 personas en un doble atentado en Pakistán

Al menos 41 personas murieron y 65 resultaron heridas ayer en un doble atentado contra un templo sufí en el este de Pakistán. Los talibanes asumieron la autoría. "Fue un atentado suicida y detuvimos a un atacante que no pudo detonar completamente los explosivos que llevaba adosados en el cuerpo. Resultó herido", declaró por teléfono el agente de policía Zahid Ali desde la ciudad donde ocurrieron los atentados. "La gente empezó a correr fuera del templo. Había mujeres y niños gritando. Fue un infierno", relató un testigo ocular a Reuters.

Los dos suicidas penetraron en el templo de Sakhi Sarwar, dedicado al santo sufí homónimo y situado cerca de la localidad de Multán, en la provincia oriental de Punjab, e hicieron estallar los chalecos explosivos que vestían. Miles de devotos habían acudido al recinto para honrar al santo dentro de un festival anual que dura tres días.

Más información
Un ataque talibán y un posterior bombardeo de EE UU aviva la violencia en Pakistán
Los talibanes matan a decenas de personas en Pakistán para "vengar a Bin Laden"

Los milicianos talibanes vinculados a Al Qaeda aborrecen esta interpretación mística del islam y alejada del rigorismo (durante décadas el gobierno también intentó suprimirla y puso a sus fieles bajo un estricto control), y han atacado en diversas ocasiones anteriores templos sufíes. "Nuestros hombres realizaron los ataques y lanzaremos más ataques en venganza por las operaciones del Gobierno contra nuestra gente en el noroeste", declaró por teléfono un portavoz talibán.

Uno de los atentados más sangrientos contra el sufismo, que también aglutina a muchos fieles chiíes, fue el perpetrado contra el santuario de Data Darbar, en la ciudad de Lahore (capital de Punjab), que dejó medio centenar de muertos en julio de 2010.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS