Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno pone reparos al puerto exterior de Pasaia

Biodiversidad es muy crítico con el informe ambiental

El Gobierno vasco considera que la Autoridad Portuaria de Pasaia (APP) "no hace una adecuada evaluación", como exigen las directivas europeas, de los impactos contra el medio natural que tendría la construcción de un puerto exterior, especialmente contra especies "clave" que se encuentran en Jaizkibel, un Lugar de Interés Comunitario (LIC). Un informe de la Dirección de Biodiversidad advierte de que, en caso de que resulte negativo el examen medioambiental que debe pasar la mencionada infraestructura, solo podría justificarse su construcción alegando cuestiones relacionadas con "la salud humana y la seguridad pública", u otras razones de interés general "previa consulta a la Comisión Europea".

El puerto no evalúa adecuadamente los impactos, según la consejería

Solo razones "imperiosas de primer orden" justificarían la obra

El informe elaborado por la consejería de Medio Ambiente se ha incorporado en la fase de consultas previas a la tramitación del Informe de Sostenibilidad Ambiental (ISA) del Plan Director de Infraestructuras del puerto pasaitarra, cuya aprobación corresponde en última instancia al Ministerio de Fomento. La Dirección de Biodiversidad ha entregado a la cúpula portuaria un documento de 11 páginas, al que ha tenido acceso este diario, en el que recuerda que el Informe de Sostenibilidad "debe hacer una evaluación adecuada de los efectos del Plan Director sobre el LIC Jaizkibel".

El ISA que tramita la Autoridad Portuaria, aprobado por esta entidad en septiembre de 2010, analiza cinco opciones para el futuro Puerto de Pasaia, aunque se inclina por la construcción de una dársena exterior de 100 hectáreas a mar abierto. La propia autoridad portuaria reconoce que esta solución causará daños "irreversibles" en algunos puntos donde la afección será "crítica", según consta en el ISA.

Los técnicos de Medio Ambiente aseguran en su informe que el ISA "no tiene en cuenta los objetivos de protección del LIC Jaizkibel" al evaluar los efectos del puerto exterior y "no particulariza los hábitats concretos y especies concretas que pueden verse afectados". "La identificación de los impactos de la dársena exterior sobre el LIC Jaizkibel que hace el ISA es incompleta", aseguran en su informe. Biodiversidad se centra especialmente en dos hábitats -los acantilados marinos con vegetación y los brezales costeros de Erica vagans-, considerados "elementos clave" a proteger por cuanto están contemplados en la Red Natura del lugar y en el borrador del plan de gestión de la Zona de Especial Conservación (ZEC) Jaizkibel-Ulia que tramita el Gobierno vasco.

La consejería subraya en su documento que, si sale adelante la propuesta del Puerto de Pasaia, las comunidades vegetales de los hábitats costeros se pueden ver afectadas en una porción relevante del litoral de Jaizkibel "por aportes de contaminantes asociados a la actividad de la central térmica y las operaciones de carga y descarga de sólidos a granel y chatarras", así como por "una reducción de la influencia marina que resulta esencial para su existencia".

También se indica desde Biodiversidad que el propio informe de sostenibilidad que tramita la Autoridad Portuaria sostiene que cualquiera de las opciones de puerto exterior conllevaría "impactos medioambientales sobre el medio natural cuya calificación global se considera severa", lo que podría dar un resultado "negativo" a la evaluación final que debe otorgar el Ministerio de Medio Ambiente.

Ante este posible resultado negativo de la evaluación ambiental en los términos exigidos por las directivas comunitarias, Biodiversidad indica que "debería realizarse un plan, programa o proyecto por razones imperiosas de interés público de primer orden". En ese caso, las Administraciones públicas competentes "tomarán cuantas medidas compensatorias sean necesarias para garantizar que la coherencia global de Natura 2000 quede garantizada". Por ello, la ejecución del polémico puerto exterior debe justificar "que no existen alternativas", entendiendo como tales "soluciones que respeten mejor la integridad del lugar". A este respecto, la consejería de Medio Ambiente es muy clara y recuerda que el mismo Puerto de Pasaia contempla en su informe de sostenibilidad "tres posibilidades que se identifican como viables sin la dársena exterior".

Razones de salud pública

En uno de sus últimos apartados, el informe de la Dirección de Biodiversidad recuerda que si con la construcción de una dársena exterior se afecta a algún hábitat prioritario, las razones "imperiosas de interés público de primer orden" que justificarían la construcción del puerto exterior "únicamente podrían obedecer a cuestiones relacionadas con la salud pública, la seguridad pública y las mejoras ambientales, u otras tipologías, previa consulta a la Comisión Europea".

El Gobierno vasco es muy crítico con el informe de sostenibilidad que promueve la Autoridad Portuaria, entre otros motivos porque no da respuesta "a la amplitud y nivel de detalle" a aspectos que le planteó el Ministerio de Medio Ambiente en el Documento de Referencia. La dirección del puerto ha recibido 1.012 alegaciones al Informe de Sostenibilidad Ambiental que prevé el puerto exterior.

Así, echa en falta que la Autoridad portuaria especifique cómo contribuyen cada una de las alternativas propuestas al cumplimiento de los objetivos de protección ambiental. Y, finalmente, le insta a analizar todas las soluciones planteadas "en términos exclusivamente ambientales", no solo desde el punto de vista económico.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 3 de abril de 2011

Más información