Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
EMPRESAS | CiberP@ís

Microsoft denuncia a Google en Bruselas por lesionar la competencia

La demandante sostiene que obstaculiza la expansión de otros buscadores

Microsoft ha estado 10 años sentado en el banquillo de la Unión Europea (UE) por sucesivas investigaciones sobre sus prácticas comerciales. Pero ahora, es el denunciante. Denuncia a Google, acusándole de conductas que lesionan la competencia. Microsoft se incorpora a una denuncia ya existente presentada por otras compañías, por la que la UE tiene abierta una investigación sobre la compañía de Montain View y la neutralidad de los algoritmos de su buscador ante servicios competidores. Amelia Torres, portavoz del responsable comunitario de Competencia, Joaquín Almunia, se limitó ayer a comentar que se dará a Google la oportunidad de dar su propia versión.

En el blog corporativo donde Microsoft anuncia la presentación de la denuncia, la compañía que dirige Steve Ballmer enumera las conductas, a su juicio, perseguibles y que alteran el mercado. Tras un párrafo donde gentilmente reconoce el trabajo innovador de Google para organizar la información mundial, Microsoft inicia el listado de agravios. Para subrayar la influencia del buscador de Google, la empresa asegura que detenta el 95% del mercado en Europa. En Estados Unidos, según sus cifras, las arañas con tecnología Microsoft (Bing y los algoritmos de Yahoo!) sirven una cuarta parte de las búsquedas.

La empresa que ahora denuncia ha sido investigada 10 años por la UE

Microsoft denuncia que Google, tras adquirir YouTube, restringió técnicamente el acceso de buscadores de la competencia a su oferta de vídeos para que no pudieran presentar resultados sólidos, "lo que desvía internautas hacia su buscador". En 2010, prosigue Microsoft, Google impidió que el sistema operativo de Windows para móviles trabajara plenamente con YouTube lo que favorece al sistema operativo para móviles de Google, Android. También pone sobre la mesa el proyecto de Google de digitalizar en beneficio propio libros huérfanos, cuyos derechos de autor no están acreditados, denuncia la imposición de restricciones informativas a sus clientes publicitarios y que dificulta la instalación en webs ajenas de ventanas de búsqueda de otros buscadores.

Google no ha mostrado sorpresa ya que "la denuncia inicial que comportó la apertura de la investigación fue presentada por una filial de Microsoft". Alude al comparador de precios Ciao y a la británica Foundem, apoyada por Icomp, grupo de presión financiado por Microsoft. Un gabinete de abogados de EE UU particularmente activo en las denuncias domésticas contra Google, Cadwalader Wickersham & Taft, tiene entre sus clientes a Microsoft. Por otra parte, el patrón saliente de Google, Eric Schmidt, ha pasado en su vida profesional por Sun y Novell, dos empresas activas en el largo litigio que enfrentó Microsoft con las autoridades estadounidenses por abuso de posición dominante a finales de los noventa.

Si la Unión Europea encontrara a Google responsable de estas conductas podría sancionarlas con una multa de hasta el 10% de sus ingresos mundiales (29.000 millones de dólares) e imponer remedios a sus conductas comerciales. Microsoft sabe de lo que habla. La Unión Europea, entre 2004 y 2008, la ha multado en tres ocasiones y ha tenido que pagar más de 1.600 millones de euros. Microsoft tuvo que dar garantías de interoperabilidad de su sistema operativo y presentar en Windows otros navegadores. "Hemos pasado 10 años al otro lado de la barrera y por eso no nos tomamos esta iniciativa a la ligera", concluye Microsoft.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 1 de abril de 2011