Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
22-M

El alcalde de Xinzo admite que se dieron altas masivas de última hora en el censo

El BNG lleva a la Fiscalía las pruebas de que se "manipuló" el censo

El exdelegado de Medio Ambiente en Ourense Agustín Prado Verdeal, con residencia habitual en la capital provincial, y cuatro de sus familiares decidieron empadronarse a finales del año pasado en Xinzo, la comarca en la que el presidente de la Diputación, José Luis Baltar, se juega un diputado. Lo mismo hizo un centenar largo de personas. Así lo reconoce el alcalde, el baltarista Antonio Pérez, quien asume "pero que muy tranquilo" la denuncia que hoy mismo llevará a la fiscalía el BNG acusándolo de manipulación del censo. Los nacionalistas sospechan que las altas en el padrón son de afines al Partido Popular.

Pérez respira tranquilo porque, según asegura, la domiciliación de su compañero de partido en la vivienda de un vecino de Xinzo que no lo conoce de nada "no ha sido más que un error informático del funcionario". Según la explicación del alcalde, la familia de Prado Verdeal se domicilió en Xinzo de Limia a finales del año pasado, en el número 52, segundo piso, de la misma calle que el sorprendido verinense que recibió en su buzón, y con su misma dirección, las tarjetas censales de la familia del excargo del Partido Popular."Prado Verdeal decidió alquilar este piso y se empadronó aquí; está en su derecho de votar y no hay irregularidad alguna", insiste el regidor. El sorprendido vecino vive en el segundo piso del número 50, y el "error del funcionario" consistió en atribuir este portal a los Prado. "No hay manipulación", sostiene satisfecho el alcalde. El ciento largo de nuevos censados "cumplen los requisitos que pide el INE", aunque sus nuevas domiciliaciones tengan fines electorales.

El alcalde atribuye a un error que Prado esté censado en casa de un vecino

A efectos administrativos tampoco hay infracción. Fuentes de la dirección provincial del INE confirmaron a este periódico que desde la misma institución se investigó, meses antes de que el BNG hiciera este miércoles la denuncia, el "sorprendente" crecimiento de empadronamientos en Xinzo. Y los responsables de este instituto estatal comprobaron que "se cumplían los requisitos exigidos: presentaron los justificantes" de las nuevas domiciliaciones, con lo que no han obligado al alcalde a depurar el censo. "Otra cosa distinta es que pueda haber responsabilidades judiciales, ahí no entramos", sostienen las mismas fuentes.

El BNG acudirá hoy a la Fiscalía con las pruebas que acreditan lo que el alcalde tilda de "error administrativo al teclear un número en el ordenador". Los nacionalistas creen que existe igualmente manipulación del censo, por ese incremento que llamó la atención a los responsables del INE, si no se acredita que las residencias alquiladas, "posiblemente hasta el día después de las elecciones", no son viviendas habituales.

El BNG tiene claro que el exdelegado, que llegó a ser persona de la máxima confianza de Baltar -le traspasó a él las acciones del Club Deportivo Ourense cuando era propiedad del barón del PP e iba a la bancarrota-, "no pisa Xinzo si no es para ir de caza con el alcalde". En su opinión es tan "poco ético" que estos domiciliados "eventuales" decidan el futuro gobierno de Xinzo como que lo hagan los emigrantes, a quienes se ha retirado este derecho.

Nacionalistas y socialistas se muestran convencidos de que ese aumento censal no les impedirá arrebatar la alcaldía al dividido PP local -se presenta una lista alternativa de críticos al baltarismo-, pero creen que evidencia las "trampas" de Baltar y de su nuevo hombre de confianza en Xinzo, el alcalde Antonio Pérez, para "apañar" los votos que tiene en juego para poder repetir en la presidencia de la Diputación tras dos décadas al frente de la misma.

Una vez sean entregadas, esta mañana, las pruebas documentales a la fiscalía, el BNG las repartirá también entre los medios de comunicación, ya que "en ese momento dejan de estar amparada por la ley de protección de datos". Los nacionalistas sostienen que quedará de manifiesto de esta forma la "falta de ética" del PP y su "manipulación del censo" con un objetivo político. Hace cuatro años, el PP obtuvo la mayoría en Xinzo por 98 votos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 1 de abril de 2011