Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La regeneración de Bilbao va a absorber este año 81 millones

Otras actuaciones se realizarán en Barakaldo y Basauri

El Consejo de Administración de la sociedad interinstitucional Bilbao Ría 2000 aprobó ayer su presupuesto para este año, que prevé unas inversiones globales de 90 millones de euros, de los cuales 68,6 millones se destinarán a distintos proyectos en el área de Basurto-San Mamés-Olabeaga. La principal actuación de la entidad se desarrollará en la zona de Basurto, donde se encargará del soterramiento de la línea ferroviaria de Feve; la redacción y salida a concurso de la urbanización de Garellano -que conlleva la realización de las obras de la nueva sede de seguridad ciudadana y protección civil de Bilbao en Miribilla- y los nuevos accesos a la A-8 por San Mamés.

Bilbao Ría 2000 detalló que también actuará este año en Barakaldo, donde realizará obras por 7,65 millones en la zona Urban, junto a la Ría, y en Basauri, localidad en la que abordará diversos trabajos en infraestructuras ferroviarias y en la zona de Pozokoetxe, Bidebieta y San Fausto, con un coste total de 1,63 millones.

Otras actuaciones en Bilbao se realizarán en la Alhóndiga (1,38 millones), Abandoibarra, en la plaza Euskadi y alrededores de la torre de Iberdrola; Ametzola y Bilbao La Vieja, proyectos que en total supondrán 12,12 millones de inversión.

La entidad ha suscrito un crédito por 50 millones de euros que, junto al ya cerrado por otros 180 millones, servirá para completar la financiación de la entidad durante este año y el próximo.

Bilbao Ría 2000 es una sociedad pública para la regeneración urbanística de la que forman parte los Ayuntamientos de Bilbao y Barakaldo, la Diputación de Vizcaya, el Gobierno vasco, la Autoridad Portuaria de Bilbao y las empresas públicas estatales Feve, ADIF y Sepes.

El alcalde bilbaíno, Iñaki Azkuna, y el director general de la entidad, Ángel María Nieva, inauguraron a finales del año pasado el entorno urbanizado del soterramiento de la línea de Feve que discurre por los barrios bilbaínos de Basurto y Masustegi. La obra costó un total de 85 millones de euros. La sociedad pública pidió un crédito de 50 millones de euros para finalizar las obras que ya había comenzado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 25 de marzo de 2011