Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
El futuro de las cajas

El proceso se acelerará para evitar las interferencias de la futura Ley de Cajas

Los presidentes de las tres cajas vascas mantienen el firme compromiso de "acelerar" al máximo el proceso abierto a partir de su principio de acuerdo, alcanzado en la noche del martes y comunicado ayer a la Comisión Nacional del Mercado de Valores. El principal objetivo de esta inmediatez radica, principalmente, en evitar cualquier interferencia con el proceso de tramitación de la futura Ley de Cajas y, sobre todo, de su consiguiente aplicación.

La presumible polémica que acompañará el debate parlamentario del borrador de este texto normativo no es la mejor garantía para avivar el proceso de fusión fría, como ayer admitieron algunas personas próximas a dos de las entidades financieras. Además, se estima que la renovación de las asambleas generales de las tres cajas vascas se alargaría a los meses de diciembre, o incluso a comienzos de 2012, un escenario que supera los cálculos dibujados por Mario Fernández, principalmente.

El verano es el plazo previsto para que las asambleas ratifiquen el acuerdo

Los sindicalistas que acudieron ayer al encuentro con el presidente de BBK admitieron que "se va a acelerar todo lo que se pueda" el proceso de la fusión fría. Las palabras de Mario Fernández así lo dejaron traslucir, según estas mismas fuentes. "Desde luego, un proceso de esta naturaleza no se puede eternizar en el tiempo porque es entonces cuando empieza a complicarse", admitía un representante de la plantilla de BBK.

Eso sí, la elaboración del anteproyecto de ley de Cajas, que el consejero de Economía, Carlos Aguirre, presentó al PNV hace ahora un mes, va a discurrir de forma paralela a la negociación de la fusión fría de las tres entidades, aunque si se cumplen las primeras estimaciones no se descarta que el acuerdo entre BBK, Kutxa y Vital pueda cerrarse antes del próximo verano.

De cara a cumplir con estos plazos, desde CC OO se sostiene que las tres entidades deberían acelerar al máximo los trámites para convocar asambleas extraordinarias en las que ratificar la fusión fría a tres lo antes posible. "Es preferible cerrar la operación de una forma rápida que darle, inicialmente, más competencia al banco", dijeron.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 25 de marzo de 2011