Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pexegueiro estrena 'A illa das mulleres loucas' en Lugo

Investigar en los límites que separan la cordura de la locura, todo ello en un tiempo histórico suspendido, centra la búsqueda de A illa das mulleres loucas. Así lo explica el dosier de prensa de la pieza del poeta Alfonso Pexegueiro, que mañana, a partir de las 20.30 en el auditorio Gustavo Freire de Lugo, se materializará ante los espectadores a través de la compañía Inversa Teatro. "El objetivo de este trabajo es crear un espacio sagrado", explica Pexegueiro a este periódico, "donde más que a evadirse, las personas vayan a encontrarse consigo mismas".

A illa das mulleres loucas fue, antes que obra escénica, libro de poemas. Editado por primera vez en 1985, Alfonso Pexegueiro (Angoares-Ponteareas, 1948) narra en él "un pueblo en exilio permanente. Pero en el texto, el lenguaje es el protagonista". Surcado de voces entrecruzadas y presencias oraculares, sus personajes se mueven junto a las fronteras que los cercan. "Recuerdo a Rilke, cuando explica que el hombre es un ser en despedida permanente", anota el autor del crucial Seraogna, que en 1976 contribuyó a marcar la salida de la literatura gallega de la longa noite de pedra.

Idea de los noventa

La idea de transformar en materiales para escenario los poemas de A illa surgió ya en los noventa. "[El director teatral] Xavier Albertí quería hacer una ópera teatral con el libro", recuerda, "y después de un recital con arpista en el Grec, contacté con los músicos". Con Anxo Pintos y Quico Comesaña, ambos instrumentistas de Berrogüetto, comenzó, hace siete años, la andadura sobre las tablas del libro. Las actrices llegaron después.

"A veces me defino como un autor de teatro encubierto", admite, y señala la importancia de la coreografía preparada por la también intérprete y directora del montaje Vanesa Sotelo. "Consigue escenificar los pliegues de las palabras", asegura con entusiasmo. Para Pexegueiro, A illa das mulleres loucas, en la que también la actriz María Caparrini aporta su presencia escénica, "hará a la gente participar en un culto para recuperar a los dioses, porque, como decía Hölderlin, sin dioses no hay entusiasmo; en este mundo, recuperar lo sagrado es importante".

La versión dramatizada de A illa das mulleres loucas, libro publicado en su segunda edición por Galaxia, irá después al Teatro Principal de Santiago, el 27 de mayo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 23 de marzo de 2011