Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

ERC busca su rumbo en Macià y Companys

La formación reivindica la conferencia que hace 80 años significó su fundación

Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) no quiere sumirse en la depresión. El partido busca pasar página al varapalo de las autonómicas centrándose en las municipales de mayo y con un ojo en el congreso de octubre, en el que se dirimirá su liderazgo. En medio, la celebración de su 80 aniversario. ERC quiere aprovechar la efeméride para reivindicar la historia victoriosa de sus siglas; Francesc Macià proclamó la República el 14 de abril de 1931, tres semanas después de crear el partido. La actual dirección quiere "hacer del partido más viejo el partido más nuevo", ilustra Lluís Salvador, vicesecretario general de Coordinación Institucional.

El 19 de marzo de 1931 se creó ERC. El partido nacía después de tres días de intensas reuniones y discusiones, capitaneado por Francesc Macià -líder de Estat Català-, Lluís Companys -del Partit Republicà Català- y Joan Lluhí, que encabezaba el semanario socialista L'Opinió. Era el resultado de la Conferencia de Izquierdas de Cataluña. Una confluencia de ideas que desembocó en un partido que agrupó a la izquierda catalana y que logró la victoria gracias al tándem Macià-Companys. "Macià era el líder, tenía ya una aureola mítica, y Companys era un animal político", ilustra el director de la Fundación Irla (vinculada a ERC), Josep Vall, que sentencia: "Era gente entregada al ideal".

200 intelectuales participarán en un foro de debate para abrir el partido

Y 80 años después, ERC busca la senda de sus líderes históricos para insuflar optimismo y abrir el partido. Tras la derrota del 28-N, la dirección diagnosticó que ERC se había centrado demasiado en discutir con formaciones independentistas minoritarias y había perdido grandes graneros de votos. El objetivo es ser referente de la izquierda catalana, con la misma fórmula que se logró en el pasado: una conferencia para analizar la realidad a la que se enfrentan las izquierdas. Por ello, el partido dedicará su 80 aniversario a organizar la Conferencia de la Gente de Izquierdas para la República Catalana, un foro de debate con unos 200 intelectuales de todo el progresismo catalán.

Enlazando dos efemérides, la conferencia culminará el 17 de febrero de 2012. Se celebrará ese día el 25 aniversario de la Crida Nacional a ERC, un manifiesto que firmaron un centenar de personas, encabezadas por Àngel Colom y Josep Lluís Carod Rovira que sirvió para dar impulso al partido y reorientar su estrategia. A raíz de la Crida, ERC, hundida electoralmente, remontó y logró aumentar su base social. El mismo objetivo persigue ahora Joan Puigcercós antes de ceder el liderazgo al frente del partido.

Para empezar el camino, hoy se conmemorará la fundación de ERC en el mismo sitio en el que se reunieron sus primeros integrantes. A la cabeza, el histórico Heribert Barrera -afiliado en 1935-, que vuelve a un acto del partido tras apoyar a Reagrupament.

En la reunión fundacional hubo dos discusiones que fueron clave en el futuro del partido. ERC se debía llamar Partit Republicà Socialista, pero varió porque los reunidos no querían ser relacionados con el marxismo. Tampoco había consenso en presentarse a las elecciones municipales de 1931. "Macià creía que era prematura", explica Vall, de la Fundació Irla, aunque al final cedió. ERC ganó, y empezó a forjarse una historia que los actuales líderes del partido quieren continuar.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 19 de marzo de 2011