Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La oposición reclama que se investigue la relación PP y Feria Valencia

La oposición en pleno -socialistas, Compromís y Esquerra Unida- exigió ayer en las Cortes que se les facilite toda la documentación referente a las actividades de Feria Valencia con Orange Market y el Consell. La demanda se produjo un día después de que este periódico publicase que Feria Valencia facturó al Consell en 2008 un acto del PP europeo en el que también participó Orange Market, la firma de la trama corrupta que dirigía en Valencia Álvaro Pérez, El Bigotes.

El socialista Ángel Luna expresó ayer su "convicción de que Feria Valencia ha participado, vía contratos con Orange Market, en la financiación de actividades del PP". "El esquema es el de siempre, y el que ha tenido en su funcionamiento la trama Gürtel con la Administración valenciana, y Feria Valencia no ha escapado a ese esquema de funcionamiento", indicó el portavoz socialista en las Cortes.

Luna recordó que el presidente de Feria Valencia, Alberto Catalá, había mantenido "estrechas relaciones con altos cabecillas de la trama que van más allá de la mera relación entre un proveedor y un contratista". El portavoz socialista indicó que pedirá toda la información relacionada y si el Consell no da ninguna explicación ello supondrá que asume "su grado de culpabilidad". Luna manifestó que la información publicada debería formar parte del sumario que juzgue las andanzas de la trama Gürtel en torno a las Administraciones valencianas.

Confusión

El portavoz de Compromís, Enric Morera, señaló que la facturación de Feria Valencia confirma que el presidente de la Generalitat, Francisco Camps, y su gobierno confunden el partido con las instituciones que gobiernan. "Es una confusión propia de regímenes totalitarios, no de democracias avanzadas", prosiguió Morera, "la única vía que vemos para aclararlo todo es la judicial, ya que la opacidad de Camps es total".

Marga Sanz, coordinadora de Esquerra Unida reclamó la constitución de una comisión de investigación para aclarar las irregularidades de Feria Valencia. Sanz indicó que la situación todavía es más indigna si se tiene en cuenta que las denuncias de dinero público en la Feria se producen cuando se ha presento un ERE que afecta a la mayoría de la plantilla.

Tanto desde el Consell, como Feria Valencia y el PP optaron ayer por el silencio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 15 de marzo de 2011