Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Textos VIP para súper trabajadores

La firma bilbaína Doocuments es una de las diez compañías seleccionadas para competir en el certamen que elegirá el mejor proyecto emprendedor de España

Carlos Polo (Tudela, 1977) y su equipo han dado, a través de su empresa Doocuments, con la fórmula para crear "súper profesionales". Y es que este joven constituyó hace un año una firma que comercializa desde el pasado mes una aplicación informática para trabajar con lo que Polo denomina "súper documentos". Son textos escritos en formato Word, Excel o Pdf que adquieren capacidades especiales. Por ejemplo, pueden chivar al usuario quién ha accedido a ellos, desde dónde, cuándo, qué páginas visitó y durante cuánto tiempo, algo que puede resultar muy útil a los comerciales. "Este profesional envía una oferta pero no sabe qué ocurre con ella. No obstante, cuando la mandas con un súper documento, éste le dice si el cliente ha ido directamente a la página del precio o si ha leído la propuesta. Al saber eso, en la llamada posterior el comercial puede referirse sólo a los costes. Ese hombre ya sería un súper comercial", apunta Polo.

La compañía crea documentos con propiedades especiales

Pueden 'chivar' qué parte del texto ha leído el receptor y ocultar datos

En una semana lograron 35 clientes del mundo de la Banca y el Derecho

También se puede programar el acceso restringido a los documentos. Así, es posible ordenar que solo se puedan abrir desde la oficina. Aunque alguien se sepa la contraseña sería imposible verlos desde otro lugar. Es una forma de "evitar fugas de información", señala el fundador de Doocuments, firma nacida al calor del vivero de empresas de la Universidad de Deusto.

Además, es posible hacer que una lista de precios cambie con el tiempo. "Durante los primeros seis meses del año enseña una parte de la lista y durante la otra mitad del año, la restante, que el usuario ha podido querer mantener oculta por el motivo que sea", explica Polo.

Esta idea, que Polo, ingeniero informático, ha desarrollado junto a los ingenieros de Software Ainara Bilbao y Pablo Ruiz e Itxaso Muñiz, encargada del Marketing del producto, ha sido seleccionada entre más de un centenar de candidaturas como finalista del Investor Day. En este evento, que se celebrará el próximo 16 de marzo en Madrid, los diez mejores empresarios emprendedores de toda España defenderán sus proyectos ante un prestigioso jurado formado por destacadas compañías inversoras.

La iniciativa, organizada por el Congreso para el Marketing Digital (OMExpo) promete ser muy competitiva. Doocuments es la única firma vasca. Entre el resto de elegidos está la compañía INeumáticos, "una especia de telepizza de los neumáticos que se gestiona por Internet: te los llevan y te los cambian a casa", describe Polo. El ganador del certamen obtendrá 25.000 euros para invertir, pero lo importante es que "nos dará a conocer", recalca el joven.

En una sola semana Doocuments tenía ya 35 clientes. También les han llamado de las cadenas de televisión CNN y la Fox para hablar de su producto. Para utilizar este servicio se debe abrir una cuenta en www.doocuments.com y subir los textos a los que se desee aplicar la nueva herramienta. Se paga por cada encargo, pero los cinco primeros son gratuitos. El resto cuestan 0,99 euros. Ya hay importantes bancos, consultorías, despachos de abogados y empresas tecnológicas interesadas en el servicio.

Polo y su equipo ya están enriqueciendo su herramienta para facilitar a los lectores el manejo de documentos. "El programa Word está pensado para los autores, no para los lectores. Si te mandan cinco ofertas de otros tantos proveedores o documentación para hacer un resumen, ¿a quién no le gustaría que al subrayar una parte se creara una presentación de Power Point de forma automática? Así, además de súper autores habrá súper lectores", dice Polo. La empresa también aspira a que cuando un abogado lea una sentencia y quiera subrayar una parte para buscar jurisprudencia el programa le busque las entradas que haya en bases de datos especializadas sobre el asunto en cuestión. Antes de verano podrían estar ya en marcha estas nuevas aplicaciones. Polo asegura que las herramientas ofimáticas "dan un juego terrible y en los últimos años solo había evolucionado su diseño, pero no su funcionalidad. Se pueden hacer muchas cosas y seguiremos por esta línea".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 13 de marzo de 2011