Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La esposa de Montilla abandona la política después de 16 años

Anna Hernández no repetirá como concejal de Sant Just

Final de trayecto político para Anna Hernández tras 16 años como concejal en Sant Just Desvern (Baix Llobregat). La esposa del ex presidente de la Generalitat José Montilla ha renunciado a formar parte de la candidatura que presentará el PSC en esa localidad en las elecciones del 22 de mayo. Hernández ha ocupado diversos cargos en el equipo de gobierno municipal durante cuatro mandatos, pero hace unas semanas comunicó a la agrupación local y a la dirección del partido su decisión de no repetir en la lista que encabezará el actual alcalde, el socialista Josep Perpinyà, por motivos estrictamente personales.

"Es una decisión que respetamos y aceptamos. No tiene más importancia y es un caso más de cargos que no repetirán como candidatos en las próximas elecciones", explicaron fuentes de la dirección del PSC. Anna Hernández es en la actualidad primer teniente de alcalde del Ayuntamiento de Sant Just Desvern y responsable de las carteras de Urbanismo, Vivienda y Relaciones Institucionales. Como consecuencia de su condición de concejal, también es diputada provincial y preside el Área de Infraestructuras y Urbanismo de la Diputación de Barcelona.

Hace ahora año y medio, el entonces secretario general adjunto de CDC y ahora consejero de Interior, Felip Puig, aireó que Hernández ocupaba un total de 14 cargos en diversos organismos públicos a los pocos días de que estallara el caso Pretoria y cuando convergentes y socialistas se tiraban la corrupción por la cabeza. En realidad, los cargos públicos que ocupa Hernández son 11 y solo uno de ellos es remunerado, el de la Diputación, porque así lo establece la ley. Entre esos cargos no retribuidos y dependientes de su condición de concejal o diputada provincial, se incluye la presidencia de las empresas municipales Promunsa y Proecsa, así como el de consejera de La Caixa, de la concesionaria del Túnel del Cadí, del Consorcio del Barrio de la Mina, y el de representante del Ayuntamiento de Sant Just Desvern en la Entidad Metropolitana de Servicios Hidráulicos y Tratamiento de Residuos.

Cuando Puig formuló aquella crítica contra Anna Hernández, obvió que cuando él fue consejero de Política Territorial en el Gobierno de Jordi Pujol ocupó un total de 41 cargos en diversos organismos públicos, derivados también su condición de miembro del Gobierno catalán, sin que tampoco estuvieran retribuidos. Puig aludió entonces a Marta Ferrusola, esposa de Pujol, y dijo que no la imaginaba ocupando estos cargos.

Existe una diferencia. Anna Hernández, de 56 años, empezó a militar en el PSC a finales de la década de 1970, antes de que lo hiciera el que acabaría siendo su esposo, después primer secretario del PSC y padre de los trillizos, que ahora tienen 10 años. Hernández es funcionaria de carrera y licenciada en Derecho, y tiene un máster por ESADE en Administración Pública.

La concejal declinó ayer el requerimiento de este diario para evaluar su decisión de abandonar la política activa, aunque continuará militando en el PSC. En la agrupación política de Sant Just Desvern es secretaria de política institucional. "Ella siempre ha sido ella por sí sola, nunca la señora de", explicaron fuentes de la dirección del PSC.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 10 de marzo de 2011