Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

RTVE impone más medios propios en 'España directo'

El Consejo de la corporación interroga a Roures por el coste

El programa España directo, producido por Mediapro, irá incorporando poco a poco más medios propios de Televisión Española. Esta medida, que contribuirá a reducir el coste del espacio vespertino de La 1, se une al nuevo contrato de España directo, que especifica con mayor detalle las características de producción. "El anterior contrato era muy ambiguo. Se trata de que sea más transparente y objetivo", explican fuentes de la corporación.

Para detallar las condiciones en las que se realiza el programa, el máximo directivo de Mediapro, Jaume Roures, compareció ayer ante la Comisión de Estrategia Económica del Consejo de Administración de RTVE. Roures, la primera persona ajena al grupo estatal que comparece ante ese organismo, defendió que el formato, pese al descenso de audiencia, no está agotado y que el objetivo de la productora es buscar fórmulas para hacerlo más atractivo, según fuentes del Consejo. En principio, España directo continuará en la parrilla hasta junio. Entretanto, el Consejo aboga por incrementar la presencia de trabajadores de la cadena en España directo y utilizar en mayor medida los medios técnicos para optimizar los recursos propios.

El espacio ampliará la plantilla de trabajadores de la cadena pública

Pese a que TVE tiene un importante parque de pequeñas unidades móviles (las llamadas terrenas), muchas de ellas estaban inutilizadas. Durante mucho tiempo han permanecido aparcadas en el garaje mientras se contrataban las de Mediapro. Aunque algunas de estas unidades móviles se venían usando ya en algunas comunidades, como Cataluña y Canarias, el Consejo se ha propuesto activar los medios de TVE para así recortar la factura que abona a Mediapro.

El Consejo de RTVE quiere ampliar su control a la hora de comprar contenidos para alimentar la parrilla televisiva. De hecho, las nuevas normas de contratación, aprobadas recientemente, otorgan al órgano de gestión de la corporación competencias para aprobar todo tipo de contratos que excedan de los tres millones de euros. Con esta medida se quiere ganar en transparencia en la adquisición de productos audiovisuales.

Precisamente hoy, el Consejo de Administración ha sido convocado a una reunión extraordinaria para analizar el cierre del ejercicio económico de 2010. El presidente de RTVE, Alberto Oliart, ya avanzó hace una semana en el Congreso que las cuentas arrojarán un déficit que oscila entre los 40 y los 50 millones de euros. Aseguró que esta desviación sobre el presupuesto de 1.200 millones obedece a una menor recaudación de lo previsto respecto a la tasa radioeléctrica y las aportaciones de las televisiones privadas y de las compañías de telecomunicaciones, que deben ceder a RTVE un 3% y un 0,9% de sus ingresos, respectivamente. Para intentar abandonar los números rojos, Oliart podría proponer hoy al Consejo la venta de los derechos de las motos a una televisión privada. Sería una manera de hacer caja, pero también de perder audiencia e identidad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 9 de marzo de 2011