Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Arrestados cuatro militares por el robo de armas en la base de Bótoa

La ministra de Defensa, Carme Chacón, anunció ayer en el Senado el arresto de cuatro militares por haber incurrido, "como mínimo", en negligencia por el robo de armamento que se produjo la noche del pasado 27 de marzo en la base de Bótoa (Badajoz). Los ladrones se llevaron 20 fusiles HK y diez pistolas. Los arrestados son un sargento, un cabo y dos soldados, a los que se imputa una falta disciplinaria leve. Los arrestos van desde 30 días, en el caso del cabo, a 48 horas el sargento y dos semanas los dos soldados. Los sancionados son los miembros de la patrulla que acudió a comprobar el estado de la valla perimetral de la base cuando sonó la alarma y no advirtió que había sido forzada, el jefe de la guardia y el soldado que estaba en el centro de pantallas. El jefe del Ejército de Tierra, Fulgencio Coll, ya relevó con anterioridad al coronel responsable de la seguridad de la base y apartó a todos los miembros de la unidad de guardia aquella noche. "No fallaron los medios técnicos, fallaron algunas personas", admitió Chacón. Defensa cree que los ladrones tuvieron colaboración dentro de la base.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 9 de marzo de 2011