Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
Necrológica:

Necmettin Erbakan, 'padre' político de Erdogan

Fue el primer jefe de Gobierno islamista de la Turquía moderna

Gobernante clave durante la invasión de Chipre en 1974. Primer jefe de Gobierno islamista en la Turquía moderna. Último primer ministro derrocado por los generales. Padre político de Recep Tayyip Erdogan. Necmettin Erbakan (Sinop, 1926) era uno de los pocos líderes supervivientes de la república autoritaria que estalló en el golpe de Estado militar de 1980 y que intentó reinventarse en los últimos años del siglo XX. Su muerte ayer en Ankara a causa de un fallo multiorgánico se produjo en la víspera del 14º aniversario del pronunciamiento castrense posmoderno que dinamitó su carrera pública. Sus colaboradores y familiares aseguran que, ingresado desde hace semanas en el hospital Güven de la capital turca, trabajaba aún en la formación de una coalición de partidos islamistas para dar la batalla en las elecciones del próximo 12 de junio.

Hoca (profesor) Erbakan, como era llamado por correligionarios y rivales, representaba el ideal de nuevo hombre turco en el imaginario modernizador de Mustafá Kemal, Atatürk. Ingeniero formado en Alemania, dejó las fábricas de motores y las clases universitarias para fundar, con su ya familiar perfil de bonhomía, en 1969, el bastión del islamismo político turco en Konya. Su grupo matriz, Visión Nacional, nunca ocultó bajo el mensaje piadoso un feroz nacionalismo.

La agitación social que sacudió al estratégico país de la OTAN al final de la guerra fría le llevó tres veces al Gobierno como viceprimer ministro. Bajo su coalición con el socialdemócrata Bülent Ecevit (fallecido en 2006) Turquía ocupó el norte de Chipre. Su entonces rival y antiguo compañero de estudios, el expresidente Suleimán Demirel, le reconocía ayer tras su fallecimiento el título de "hombre de Estado".

Pero Demirel, jefe de Estado en 1997, no dudó en tolerar las presiones de los militares para expulsar a Erbakan y a su Partido del Bienestar del poder. Cinco veces fue apartado de la política por la fuerza. Hasta fue sometido por los generales a un consejo de guerra en 1980. El profesor no cejó en su empeño de tribuno irredento al crear movimientos políticos de hermosas denominaciones, como Partido de la Virtud o Partido de la Felicidad, su actual marca política.

Erbakan se alió con la advenediza Tansu Çiller, marcada por los escándalos de corrupción, para ser investido primer ministro en julio de 1996. El Partido del Bienestar había sido el más votado en los comicios celebrados ocho meses antes, pero sin una clara mayoría. Sus veleidades islamistas como jefe de Gobierno y sus amistades peligrosas con los ayatolás iraníes y el libio Muamar el Gadafi desataron algo más de la cuenta los nervios del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas. Una columna de blindados desfiló en febrero de 1997 por un suburbio de Ankara y el día 28 de ese mismo mes, el todopoderoso Consejo de Seguridad Nacional le lanzó el ultimátum que forzó su dimisión cinco meses después. El Partido del Bienestar fue declarado proscrito por el Tribunal Constitucional al año siguiente.

Dos jóvenes políticos que entonces fueron sus discípulos -Erdogan, alcalde de Estambul en esa época, y Abdulá Gül, ministro de su Ejecutivo y hoy presidente de la República- siguieron sus enseñanzas hasta que decidieron emprender su propio camino para fundar el Partido de la Justicia y el Desarrollo, que gobierna en solitario en Ankara desde 2002. "Un hombre de la política y la ciencia", le definió ayer el templado Gül. "Le doy gracias por sus enseñanzas, como profesor y como líder", declaró en Estambul el siempre más vehemente Erdogan.

Erbakan será despedido el martes con un funeral en la mezquita de Fatih de Estambul, simbólico feudo del islamismo en la antigua Constantinopla. Su familia ha rechazado los honores de Estado en el Parlamento de Ankara que le correspondían como exdiputado y ex primer ministro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 28 de febrero de 2011