Reportaje:FÚTBOL | 25ª jornada de Liga

Solo Chendo le pone reparos a Mou

El delegado del equipo se niega a presionar al cuarto árbitro, como le ordena el técnico

A José Mourinho le gusta rodearse de una cuadrilla obediente, disciplinada en sus costumbres y sus métodos. Todos le dicen que sí sin rechistar. Todos menos el delegado del equipo, Miguel Porlan Chendo.

En Anoeta los jugadores vieron a Chendo hacer algo que nadie se atreve: cuestionar una decisión del entrenador. Mourinho le pidió que protestara las decisiones del árbitro y Chendo se revolvió: "En el Madrid hay cosas que no funcionan como tú te piensas. Aquí esto no se hace".

Mourinho tiene una fijación obsesiva con todas las instituciones que representan formas de autoridad, especialmente con los árbitros. El entrenador del Madrid dedica una parte de la preparación de los partidos a controlar el trabajo de los jueces. Con este fin, ha reclutado un grupo numeroso de empleados, desde jugadores a encargados de prensa, pasando por el ex colegiado Mejía Dávila.

Más información

Chendo, que desde hace 10 años es el delegado del equipo, ha sido asignado por Mourinho para que presione al cuarto árbitro. Es su misión especial. Chendo la sobrelleva con pesar. El ex lateral derecho es uno de esos madridistas educados en la sobriedad. Desde que ingresó a la cantera en 1977 le enseñaron que a los árbitros había que ignorarlos. Era la vieja ley. La ley que ahora Mourinho le pide que incumpla por sistema.

Dicen los jugadores que Chendo lo remedia haciendo como que presiona. Pero que en realidad se acerca a los árbitros y les pregunta cosas sin sentido: "¿Qué hora tienes? ¿Abre hoy el Corte Inglés?".

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0028, 28 de febrero de 2011.

Lo más visto en...

Top 50