Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Escritores y fotógrafos vascos, en el libro 'La hora del recreo'

Celaá destaca la sensibilidad sobre el trabajo infantil

Escritores y fotógrafos vascos como Espido Freire, Fernando Marías o Álvaro Ybarra han participado en la elaboración del libro La Hora del Recreo, de Fundación Telefónica, en el que se denuncia la realidad del trabajo infantil en Latinoamérica y que fue presentada ayer, en Bilbao, durante un acto al que acudió la consejera de Educación del Gobierno vasco, Isabel Celaá, el director territorial de Telefónica, Óscar Alegría, el director de Coordinación Territorial de Fundación Telefónica, Joan Cruz, y el escritor vasco Fernando Marías, coordinador de la edición de textos de la publicación.

Celaá subrayó la importancia del trabajo que se está desarrollando con esta publicación para sensibilizar sobre el problema del trabajo infantil. No obstante, admitió que tiene una difícil erradicación, teniendo en cuenta que el trabajo de los niños viene a suponer entre el 10 y el 20% de los ingresos de sus familias.

La Fundación Telefónica refleja la vida de varios niños en Latinoamérica

Esta publicación es una iniciativa social en la que la Fundación Telefónica lleva más de un año trabajando con el fin de concienciar a la sociedad sobre la necesidad de erradicar el trabajo infantil. En la creación del libro han participado cinco fotógrafos reconocidos por su trayectoria profesional y su sensibilidad artística que se trasladaron a diferentes puntos de Latinoamérica para captar el día a día de estos niños trabajadores.

Con este material, escritores como Héctor Abad, Lola Beccaria, Ángeles Caso, Alonso Cueto, Espido Freire, Fernando Iwasaki, Luisgé Martín, Gustavo Martín Garzo, Ricardo Menéndez Salmón, Vicente Molina Foix, Soledad Puértolas, Rosa Regàs, Javier Reverte, Marta Rivera de la Cruz, Santiago Roncagliolo y Care Santos escribieron un cuento sobre cada niño, a partir de lo que les sugerían las fotografías y sus historias personales. Las fotografías y los textos están interrelacionados y constituyen historias "únicas y personales".

En la actualidad, el programa Programa Proniño, iniciado en 1998, se completa con la participación activa de 5.000 escuelas que benefician a más de 211.000 niños. Además, cuenta con la colaboración de 115 ONG y 6.000 profesionales de distintas disciplinas que trabajan en 13 países de Latinoamérica para que los niños abandonen sus actividades laborales y accedan a una educación de "calidad".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 26 de febrero de 2011