Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alarte refuerza con dos fichajes su apuesta por el cambio económico

Toledo encabezará la lista de Castellón y López Milla irá en la de Alicante

Reforzar el equipo económico durante la próxima legislatura ha sido para Jorge Alarte, secretario general de los socialistas valencianos, una prioridad en la elaboración de las candidaturas autonómicas que hoy se someterán a la aprobación del Comité Nacional del PSPV-PSOE. A la tarea que ha venido desempeñando y seguirá ejerciendo la diputada Cristina Moreno en las Cortes Valencianas se sumarán los dos fichajes independientes que Alarte ha efectuado: el catedrático de Ciencias de la Computación y exrector de la Universidad Jaume I Francisco Toledo, de 48 años, que encabezará la lista por Castellón, y el profesor de Análisis Económico Aplicado Julián López Milla, de 40 años, que formará parte de la candidatura de Alicante.

La comisión de listas permanecía reunida anoche en la sede socialista

Ambos fichajes podrían ser consejeros con Alarte en el Palau

Ángel Luna será el primero por la demarcación de Alicante

Francesc Colomer se inmoló al lanzar un órdago con la lista de Castellón

No tenía Alarte decidido que sus fichajes en la materia se produjeran en una circunscripción determinada, ya que también ha explorado en Valencia la posibilidad de incorporar a alguna figura de perfil económico. "En un eventual Consell de la Generalitat presidido por Alarte, hay que contar que los futuros parlamentarios serían candidatos a ocupar alguna consejería", señalaron desde la dirección del PSPV-PSOE. A la experiencia parlamentaria de Cristina Moreno, el líder de los socialistas valencianos ha querido añadir una figura con conocimientos en el área del desarrollo industrial y la innovación, como Toledo, y un economista -procedente del Instituto Interuniversitario de Economía Internacional fundado por el exrector de Alicante Andrés Pedreño- especializado en políticas estratégicas y de eficiencia en el gasto público. Se trata, según el propio Alarte -en un contexto marcado por las exigencias de la crisis, por la necesidad de reconvertir la Administración autonómica y por la urgencia de reorientar el modelo de desarrollo-, de articular políticamente los objetivos de su programa de saneamiento y reforma de la economía valenciana. Que ambos candidatos estén vinculados a la universidad indica la voluntad de dar relevancia al tema de la formación dentro de la política económica.

El fichaje del exrector Toledo, además, ha servido al secretario general del PSPV-PSOE para dar un golpe de efecto en la resolución del conflicto que le había creado en Castellón el secretario provincial, Francesc Colomer, con su ultimátum para que no se modificara su propuesta de candidatura. Algo que sorprendió al propio Alarte, que había apostado por el alcalde de Benicàssim y portavoz socialista en la Diputación de Castellón como referente autonómico en las comarcas castellonenses. Colomer, después de demostrar que podía empezar a volar de forma autónoma, al margen del apoyo del sector que lidera Joaquim Puig, se inmoló de manera gratuita con su órdago y, tras su sustitución por Toledo como cabeza de lista, vio cómo su propuesta era completamente modificada por la Comisión Nacional de Listas, que permanecía reunida anoche, a la hora del cierre de esta edición, en la sede socialista de la calle de Blanqueries, en Valencia. Así, detrás de Toledo irá Óscar Tena, presidente del PSPV-PSOE, excluido de la propuesta inicial, seguido de los diputados Clara Tirado e Ignacio Subías. La también diputada María José Salvador, segunda en la lista de Colomer, fue relegada siete u ocho puestos y se incorporaron en lugares de salida (el PSPV-PSOE tiene ahora 11 escaños por Castellón) nombres como los de José Benlloch, de Vila-real, o Vicent Esteve, de Moncofa. El alcalde de Morella, Joaquim Puig, que deja las Cortes Valencianas para encabezar la lista por Castellón en las próximas elecciones generales, presionó para que continuara el diputado Adolf Sanmartín. La alcaldesa de Alqueries, Consuelo Sanz, o la concejal de Onda Lidón Adelantado sonaban como aspirantes a ocupar puestos de salida. Incluso se barajaba la incorporación de la actual vicepresidenta de las Cortes Isabel Escudero.

En Alicante, después de que la alcaldesa de Sax y secretaria provincial, Ana Barceló, renunciara a medir sus fuerzas y no propusiera candidatura alguna desde su ejecutiva al no lograr que Alarte asumiera pactarla con ella, el líder del PSPV-PSOE ha tenido las manos bastante libres para situar tras Ángel Luna, actual portavoz parlamentario, que encabezará la lista, a la propia Barceló, seguida del diputado Antonio Torres. En esta circunscripción, donde los socialistas tienen 13 diputados, repetirán las actuales parlamentarias Lola Huesca, Consuelo Catalá y Vicenta Crespo, y habrá incorporaciones como las de Javier Macho, de Alicante, Jordi Martínez, de Alcoi, Vicent Arques, alcalde de Sant Vicent del Raspeig, o Ferran Verdú, alcalde de Xixona.

En Valencia, donde el PSPV-PSOE tiene 14 escaños, la propuesta aprobada por unanimidad por la ejecutiva provincial solo ha sufrido modificaciones en el orden de los 10 primeros candidatos de una lista encabezada por Jorge Alarte en la que apenas repiten tres diputados, Cristina Moreno, Carmen Ninet y Francesc Signes, y a la que se incorporan Carmen Martínez, Rafael Rubio, Juan Soto, Víctor Sahuquillo, Pilar Sarrión, Eva Martínez, Alfred Boix o Josep Moreno.

La tarea del seleccionador

"Decidir quién juega y dónde lo hace es tarea del seleccionador". El secretario general del PSPV-PSOE, Jorge Alarte, ironizó estos días con la idea, pero mantuvo desde el principio sus objetivos: renovar ampliamente las caras en el próximo grupo parlamentario socialista, enfatizar su apuesta por la política económica, visualizar una nueva mayoría en el partido sin perjudicar de manera arbitraria a los seguidores de Joaquim Puig o de Leire Pajín (en franco retroceso tras el bochornoso proceso de la candidatura tránsfuga en Benidorm y el relevo de la actual ministra en la secretaría de Organización del PSOE) y minimizar el malestar inevitable de quienes se vieran excluidos. Ha logrado algunos de esos objetivos y sólo en parte otros. La composición de las candidaturas socialistas es siempre difícil y la nueva estructura provincial del partido ha revelado un peligro: la tentación de que se perfilen barones provinciales, a la que ha sucumbido Francesc Colomer.

En el comité nacional de hoy habrá sectores descontentos, pero nadie espera un rechazo de las candidaturas. Joaquim Puig mantiene el apoyo a Alarte que ambos pactaron a finales del verano pasado, cuando el alcalde de Morella renunció a enfrentarse al secretario general en las primarias. No será obstáculo, sin embargo, para que algunos de los suyos expresen su descontento. La convocatoria del comité nacional es extraordinaria y no hay informe del secretario general. Alarte ofrecerá una conferencia de prensa al término de la reunión.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 26 de febrero de 2011

Más información