Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Síndic pone en apuros al Consell al decir que se impartirá religión islámica

La Consejería de Educación está dispuesta a elaborar un estudio que concrete la posible demanda de clases de islam en los colegios públicos, pero no será el próximo curso cuando se imparta. El Síndic de Greuges, José Cholbi, ex diputado del PP, emitió ayer una nota en la que aseguró que a partir del próximo curso escolar la Consejería de Educación autorizaba a dar clases de religión islámica "siempre y cuando la Unión de Comunidades Islámicas aporte una relación de profesores cualificados para impartir esta asignatura".

A las pocas horas la consejería desmentía rotundamente esta posibilidad, y el gabinete de comunicación del Síndic admitió que hubo "una interpretación errónea" de la contestación que la secretaria autonómica de Educación, Concha Gómez, había remitido al defensor del pueblo valenciano.

Las comunidades islámicas exigen "igualdad" para los 8.000 escolares

Fuentes de la consejería que dirige Alejandro Font de Mora aclararon que al igual que sucede en otras comunidades autónomas, como Andalucía, Murcia o Madrid, si hay demanda se da la opción de acudir a clases de cultura o de religión islámica. El requisito es que haya un mínimo de 10 alumnos por aula interesados y que existan profesores acreditados debidamente, es decir, licenciados universitarios, con el curso de capacitación docente aprobado y luego con un informe favorable de las comunidades islámicas que acredite sus conocimientos. Precisamente en el escrito, del 11 de enero, Gómez hacía especial hincapié en que el listado de profesorado presentado en anteriores ocasiones "no respondía a los requisitos para impartir docencia", e insta a los demandantes a subsanar estas carencias para ganar tiempo.

Toda la polémica surgió a raíz de una queja presentada al Síndic de Greuges, hace meses, por parte de Ihab Fahmy, coordinador de las Comunidades Islámicas de Valencia, en la que pedía que se pudiera impartir clases sobre el islam en las aulas para aquellos que lo solicitaran. Majed Khadem, representante de la comunidad islámica en Alicante, recordó que llevan años planteando esta reivindicación para que sus hijos puedan "estudiar su religión en clase, como hacen los demás". Khadem aseguró que hay demanda suficiente de niños y profesorado cualificado y no entiende "los reparos y problemas" de la consejería valenciana. Otros colectivos islámicos en Valencia exigieron ayer "igualdad" para todas las confesiones religiosas en la escuela y cifraron en 8.000 los alumnos que estarían interesados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 22 de febrero de 2011