Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un informe de la UPV plantea que el litoral entre Barrika y Lemoiz sea declarado biotopo

Un informe de la Universidad del País Vasco (UPV) recomienda que se declare como biotopo, una figura de protección ahora existente en cinco enclaves en Euskadi, el área de Barrikabaso, la zona donde se han construido 14 chales declarados ilegales por los tribunales, junto a todo el litoral que discurre de Barrika y Lemoiz, una superficie cercana a las 1.400 hectáreas.

El estudio concluye que existen paisajes, elementos geológicos, y comunidades y especies vegetales y animales "de alto valor", a lo que se une un "rico patrimonio cultural prehistórico e histórico que demuestra la presencia humana en este espacio desde hace al menos 60.000 años".

El informe, firmado por siete profesores de la universidad pública, que incluso plantea extender el área delimitada inicialmente, fue pedido por Medio Ambiente en julio pasado. Es además la solución consensuada entre los partidos vizcaínos.

Hace año y medio, el Tribunal Supremo anuló de forma firme la recalificación de Barrikabaso, aprobada por el Ayuntamiento de Barrika y la Diputación de Vizcaya. La pasada década se construyeron en esa zona 14 chalés. Varios de ellos se encuentran habitados desde hace cinco años, pero el fallo judicial convirtió a esta urbanización en el primer caso en Euskadi con el riesgo de ser derribada.

El grupo ecologista Txipio Bai, que ganó la demanda, ha buscado una solución que evitase el derribo, pero que garantizase que la zona quedaba protegida. Tanto el Ayuntamiento, dirigido por el PNV, como este partido se han resistido a declararlos fuera de ordenación.

El informe de la UPV que recomienda el biotopo fue remitido hace tres semanas a la Diputación y los Ayuntamientos concernidos y en marzo se iniciarán reuniones para buscar un consenso. Medio Ambiente espera que este año quede aprobada la protección.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 19 de febrero de 2011