Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El 'tijeretazo' de Mas llega al agua, la luz y la calefacción de los institutos

Enseñanza recorta hasta un 28% los gastos corrientes - Los directores avisan de que no podrán pagar facturas y se plantean pedir dinero a los padres

Hay que hacer lo mismo con menos dinero. Tras la congelación del plan de los ordenadores portátiles en las aulas, este es el mensaje que les ha dado la Generalitat a varios institutos al comunicarles que sufrirán un recorte drástico de la partida de gastos generales. Varios directores de centros confirmaron ayer a este diario que se les ha comunicado que tendrán un recorte de gastos de entre el 22% y el 28%. La partida sobre la que se aplicarán los recortes es la de gastos generales, que cubre luz, agua, teléfono, calefacción, gas y limpieza, entre otros gastos. Otros centros de secundaria ya saben de la mala nueva por sus colegas, pero aún no han recibido la fatídica comunicación del Departamento de Enseñanza. Al contrario que en secundaria, en los centros de primaria aún no hay constancia de que habrá recorte.

"Nos han comunicado que la partida para gastos generales bajará desde 107.000 euros el año pasado a 81.000 este", un 24,3% menos, dijo el director del instituto Joan Miró de Cornellà, Luis Pérez. "No sé cómo vamos a afrontar los gastos de los suministros porque ya íbamos justos", recalcó este director. "Creo que tendremos que recurrir a las familias para pedirles una cuota, porque los gastos hay que seguir pagándolos", añadió Pérez.

"Teníamos 73.567 euros este año y ya nos han adelantado por teléfono que para bajaremos a 58.000", un tijeretazo del 22%, afirma Javier Marsá director del instituto Joan Coromines, de Barcelona. "El año pasado ya pagamos 79.600 euros de gastos generales, 6.000 más que el presupuesto que nos dieron. De momento, nosotros no pagaremos el agua, ni la luz ni el gas. Ya íbamos justos y ahora no sé como lo haremos con ese recorte. Lo que no podemos dejar de pagar es la limpieza, las fotocopias y el papel", dice este director. Este instituto cree que tendrá que proponer una derrama a las familias para poder paliar el recorte.

Otro instituto que ya ha recibido la comunicación del recorte es el Francesc Macià, de Cornellà. "Nos dicen que nos reducen de 183.000 a 133.000 euros los gastos generales", un 27,4%. "Nos recortan 50.000 euros pero tenemos que seguir pagando, la luz, el agua y el teléfono, las fotocopias y la limpieza. Será difícil", afirma el director de este instituto, Leandre Mondrià.

Otro instituto, en este caso el Alexandre Satorras, de Mataró, ha recibido una comunicación a través de la junta de directores de centros en la que se le informa que habrá un recorte promedio de los gastos de entre el 20% y el 30%, dependiendo de cada caso. "No sabemos aún cuál será el recorte que sufriremos nosotros, pero nos preocupa porque lo vamos a tener mal. La limpieza sobre todo es muy cara", asegura la directora de este instituto, Final Büil.

Enseñanza afirmó que los recortes que se están asignado a los centros son "estimaciones provisionales" y que será en junio, al aprobarse el presupuesto, cuando los centros sabrán "la partida definitiva de gastos de este año".El anuncio del Departamento de Enseñanza de que frenará la implantación de ordenadores portátiles en secundaria no solo ha generado las críticas de las familias (ver EL PAÍS de ayer), sino también de los docentes. La consejera de Enseñanza, Irene Rigau, puntualizó ayer que el parón afectará a los centros que aún no se han sumado al proyecto de digitalización. En total, hay 40.000 alumnos en riesgo de no recibir en septiembre su ordenador portátil. Pero Rigau aseguró ayer en TV-3 que, en los institutos que empezaron con los portátiles, los alumnos que entren en primer curso tendrán su ordenador.

El plan está cofinanciado entre el Ministerio de Educación, la Generalitat y las familias. Estas últimas pagan 150 euros por cada portátil, la mitad del precio. Hasta la fecha hay 98.813 estudiantes de 616 centros de secundaria que tienen su portátil en Cataluña, según datos de Enseñanza. El departamento no concretó ayer cuántos centros quedan pendientes de entrar en el plan.

Los motivos de la congelación de los portátiles son económicos pero también pedagógicos, porque se quiere analizar con tiempo la experiencia de estos dos últimos cursos.

Lo que está claro es que el uso de portátiles será menos intensivo en el aula que hasta ahora y que se puede compaginar el ordenador con el libro, ha dicho la consejera de Enseñanza.

Las críticas llegaron ayer desde el Ayuntamiento de Barcelona. La concejal de Educación, la socialista, Montserrat Ballarín, declaró que son "terriblemente preocupantes" las reducciones previstas y su decisión de recortar el proyecto de digitalización de las aulas de secundaria.

El ministro de Educación, Ángel Gabilondo, cuyo ministerio cofinancia el programa de digitalización declaró: "He hablado con la consejera de Educación sobre la situación general de Cataluña y las políticas que hay que hacer y me ha dicho que en las de cofinanciación tendrían dificultades". El ministro añadió: "Veremos la situación de Cataluña, que no consiste en la eliminación de ese programa, y buscaremos una solución coordinada para que puedan aplicarse [los programas] en cada comunidad según su situación concreta".

E. ESCALÉ: Profesora

"Si el plan se para, sería tirar el dinero"

"El plan de los portátiles debe seguir. Si se para, sería tirar el dinero. Todos hemos hecho un gran esfuerzo", dice Elisabet Escalé, jefa de estudios del instituto Joan Miró de Cornellà.

J. M. PÉREZ: Director

"Los que tienen ordenadores deben seguir"

"Sería ilógico que los que tenemos ordenadores no siguiéramos. Peligraría el plan educativo del centro", dice, Josep Maria Pérez, director del instituto Infanta Isabel de Barcelona.

FINA BÜIL: Directora

"Quieren dar la impresión de que estamos mal"

"Frenar los ordenadores sería un despropósito absoluto. Tienen la estrategia de hacer ver que todo está muy mal", dice la directora del instituto Alexandre Satorras, de Mataró.

L. MONDRIÀ: Director

"Saberlo por la prensa raya la mala educación"

"Raya la mala educación saber del recorte por la prensa. No sería bueno tener alumnos con portátil y otros sin él", dice Leandre Mondrià, director del Francesc Macià de Cornellá.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 16 de febrero de 2011

Más información