Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La nueva izquierda 'abertzale'

Sindicalistas, abogados y profesores presentan Sortu, la 'nueva Batasuna'

La izquierda abertzale aportó ayer nombre e imagen a los estatutos del nuevo partido que presentó el lunes en Bilbao con casi todos sus dirigentes históricos presentes, algunos ex etarras, y con el que aspira a concurrir en las elecciones municipales de mayo. Una decena de personas vinculadas a la docencia, la abogacía y el sindicalismo, sin trayectoria conocida en primera línea política, fueron las encargadas de poner rostro a Sortu (nacer en castellano), la denominación elegida para una formación que pretende "encauzar la confianza" del independentismo de izquierdas para convertirlo, mediante las "alianzas" oportunas, en el "carril central" de la sociedad vasca.

Si el rechazo expreso a la violencia etarra marcó el lunes un antes y un después en la historia de la izquierda abertzale, la puesta en escena de Sortu no se quedó ayer atrás. En poco se asemejó a las anteriores reformulaciones de Batasuna. Desde los anónimos rostros elegidos para su presentación, hasta las formas o el logotipo. Como portavoz en euskera ejerció Karmele Agirregabiria, directora de un euskaltegi (centro de enseñanza de euskera) municipal; en castellano lo hizo Iñaki Zabaleta, catedrático en la Universidad del País Vasco. Sus palabras fueron de agradecimiento a los periodistas, pero se negaron a responder sus preguntas y se limitaron a la lectura de un manifiesto. En eso no cambiaron.

El partido aspira a convertirse en el "carril central" de la sociedad vasca

Seis mujeres figuran entre los diez promotores de Sortu como ejemplo de la apuesta por la igualdad de género que el nuevo partido aspira a impulsar desde las instituciones. De todos los nombres, solo el del abogado Jose Mari Compains aparece vinculado al entorno de ETA, según Europa Press, como padre de tres hijos detenidos varias veces por delitos relacionados con la actividad de la banda. Uno sigue en prisión.

Tampoco el lugar elegido para la conferencia de prensa fue casual. Los impulsores de Sortu se dieron a conocer en un céntrico hotel de Bilbao, distinto al que suele reservar para sus apariciones la izquierda abertzale, y escenario utilizado por empresarios vascos. En él acostumbran a comparecer también dirigentes socialistas como el consejero vasco de Interior, Rodolfo Ares, y a organizar jornadas y conferencias colectivos en las antípodas de la violencia como Gesto por la Paz.

Junto a un vestuario neutro, exento de simbología política, los promotores se acompañaron de un sencillo decorado en el que solo sobresalía la imagen del partido. Un logotipo que representa en el horizonte un sol naciente sobre el que se inscribe la palabra Sortu (crear o surgir, en euskera). El fondo, anaranjado y más cálido que el de anteriores marcas abertzales, se completa con la representación de una estrella de ocho puntas, similar a la utilizada por el nacionalismo andaluz.

Sortu registrará hoy sus estatutos ante el Ministerio del Interior. Los promotores presentarán el nuevo proyecto político, a partir de las 12.30, en el Club de Amigos de la Unesco.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 9 de febrero de 2011