Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los docentes se rebelan contra los recortes presupuestarios en Murcia

Se intensifican las protestas con encierros en casi un centenar de colegios

Los profesores y maestros murcianos protagonizaron la semana pasada encierros simbólicos de cinco horas durante la tarde en casi 100 centros de la comunidad. En una de estas protestas, en el IES Saavedra Fajardo de Murcia, un profesor dice: "No pararemos hasta hacer entrar en razón al presidente Valcárcel. Ningún padre, madre, alumno, profesor o profesora puede consentir esto". Les han bajado el sueldo, les aumentan las horas a trabajar, les reducen los días de permisos, se ha cancelado la oferta de empleo público y les desaparecen las ayudas de acción social, entre otras medidas que contiene la norma que los profesores han llamado ley Varcárcel (por el presidente autonómico), y tiene como nombre oficial Ley para la Sostenibilidad de las Finanzas Públicas de la Comunidad Autónoma, aprobada el pasado 26 de diciembre.

Profesores y sanitarios encabezan las protestas contra los ajustes

La Consejería de Educación presenta mañana una propuesta de acuerdo

El presidente Ramón Luis Valcárcel (PP) nunca había tenido que soportar una presión social tan fuerte en sus 16 años de mandato, y esta vez, dice Daniel Bueno, secretario general de CC OO, "la agresión a los funcionarios es tan fuerte que la respuesta no es desmedida". Docentes y personal sanitario están siendo los colectivos más implicados en las movilizaciones, que han incluido seis grandes manifestaciones en las ciudades de Murcia y Cartagena. La última, el pasado 26 de enero, con 60.000 personas en la calle, según los sindicatos.

Un importante número de colegios e institutos murcianos aparecen todas las mañanas con pancartas. El lema es: "más recortes en educación, menos futuro para la región". El descontento en la comunidad educativa es enorme y, aunque el consejero de Educación, Constantino Sotoca, ha dicho que presentará el martes un documento a las organizaciones sindicales para calmar sus ánimos, el acuerdo parece lejano.

Profesores y maestros no se han limitado a participar en los encierros. Han suspendido su participación en actividades extraescolares, están haciendo un cumplimiento "a rajatabla" del horario laboral. Además, están participando muy activamente en las movilizaciones, realizando concentraciones en colegios e institutos y están manteniendo reuniones con las asociaciones de padres y madres de alumnos para explicarles "cómo se va a deteriorar la enseñanza si la ley no es derogada". Murcia es la tercera comunidad española con más abandono escolar temprano, un 37,3% en 2009, y está por debajo de la media española en los resultados de los alumnos de 15 años en el último informe PISA de la OCDE, presentado el pasado diciembre.

Los profesores han amenazado con dos medidas de presión más ante el curso que viene. La primera consistiría en comenzar el curso sin libros de texto. Los sindicatos aseguran que los docentes no están obligados a utilizarlos y que, aunque les supondría más trabajo, los profesores facilitarían a los alumnos sus propios apuntes. La segunda es el llamamiento masivo a todos los profesores y maestros, unos 22.000 actualmente, a que retiren todo el dinero que tengan en entidades de ahorro murcianas. Estas gestionan sus nóminas y su plan de pensiones, ahora en suspenso por el tijeretazo de la ley.

Según José López de FETE UGT, "el primer golpe de efecto de la ley para los profesores es la reducción de 75 euros mensuales en las nóminas". Dicen que repercute en una bajada de su poder adquisitivo que viene unida a un aumento de la jornada laboral en 2,5 horas semanales. Pedro Manuel Vicente, de CC OO, señala que "provocará una reducción del profesorado y, por tanto, de la calidad de la enseñanza y, además que se contrate a menos personal interino". Desde el sindicato Sterm, Toni Carrasco, añade que "la nueva ley congela la oferta de empleo público, de forma que los nuevos titulados tampoco podrán acceder a un puesto de trabajo". Otra de las medidas polémicas de la ley es la desaparición de las ayudas por hijo con discapacidad, ayudas al estudio y ayudas protésicas, entre otras.

Según los funcionarios, junto al recorte sufrido en junio por parte del Gobierno central, el profesorado de la Región de Murcia acumula un descenso del 10% de sus retribuciones, quedándose en los mismos valores que en 1996. Además, los sindicatos murcianos ya han trasladado a sus direcciones federales que "temen que las medidas de ajuste aprobadas por Valcárcel puedan extenderse en un futuro cercano a otras comunidades autónomas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 7 de febrero de 2011