Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

EE UU apenas creó empleo en enero por la ola de frío

El dato de empleo de enero en Estados Unidos fue decepcionante. Y la culpa se echó al mal tiempo. Ese mes se crearon 36.000 empleos, nada comparado con los 153 millones de ocupados. El desempleo, entre tanto, cayó cuatro décimas, al 9% sobre la población activa. Pero se debió a que los parados prefirieron quedarse en casa en lugar de buscar trabajo.

Wall Street anticipaba la creación de 145.000 empleos netos, o sea, cuatro veces más. Y el ritmo de contratación fue tres veces más lento que en diciembre. Estados Unidos necesita crear 300.000 empleos al mes para reducir el paro de forma sostenida y absorber el crecimiento de la población.

Hilda Solís, titular del Departamento de Empleo, dijo que a pesar de este parón hay motivos para el optimismo y destacó que se haya creado un millón de puestos de trabajo en el último año. Y admitió que la caída en la desocupación es un efecto estadístico, por lo que, anticipó, volverá a subir cuando los parados se movilicen.

De hecho, las personas apartadas del mercado laboral subieron a 2,8 millones, de los que 1,8 millones desistieron en su empeño por dar con un empleo. Si estos se suman a los 13,9 millones de parados declarados y a los 8,9 millones forzados a trabajar a tiempo parcial, el subempleo afecta al 16,1%. La tasa de participación laboral bajó entre tanto al 64,2%, la más baja registrada durante la crisis.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 5 de febrero de 2011