Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Golpe a la corrupción en la Costa da Morte

Tres millones en contratos a dedo

La constructora Ogando establecida en Muxía fue una de las grandes beneficiadas por las cuantiosas inversiones que, con cargo al Fondo Estatal de Inversión Local, el denominado Plan E contra la crisis puesto en marcha por el Gobierno central, recibieron en los dos últimos años los ayuntamientos de Cee, Fisterra y, en menor medida, Mazaricos. La empresa de Daniel Ogando, detenido ayer junto a su hijo y los regidores de estas tres localidades, entre otros, logró en 2010 y 2009 la adjudicación directa, sin concurso ni publicidad, de 16 obras públicas por parte de estos gobiernos locales. Unos contratos que permitieron a Ogando embolsarse un total de 3,1 millones de euros de las arcas municipales de unas localidades que apenas suman, en su conjunto, 17.000 habitantes.

La mayor cantidad de encargos procedió del Ayuntamiento de Fisterra, que le adjudicó en total obras por valor de 1,15 millones. Los trabajos fueron variados, desde mejorar redes de abastecimiento de agua, reparar la pavimentación de calles o reformar instalaciones deportivas. Varias adjudicaciones se hicieron de forma directa con cargo a un plan provincial de ayuda contra la crisis destinado a financiar la reposición de servicios esenciales en los ayuntamientos.

En Cee, la constructora -que tiene más de dos décadas de trayectoria profesional y 11 empleados- tuvo el agosto pasado como difícil encargo, vía adjudicación, el de terminar en apenas cinco meses el polémico centro cultural de la localidad, una obra que comenzó hace más de 12 años y cuyo presupuesto se disparó durante ese tiempo desde los 380.000 a unos tres millones de euros. El edificio, que tendrá un auditorio, biblioteca y conservatorio, ocupa unos 3.000 metros cuadrados y será el centro de servicios culturales más grande de la zona tras el de Carballo. Fuentes del Ayuntamiento de Cee aseguran que el edificio está a punto de ser entregado para su inauguración.

La empresa de Muxía también fue contratada para realizar diversas intervenciones, como adaptar el escenario para actuaciones teatrales, ejecutar la adaptación de un edificio municipal de usos múltiples o acondicionar las distintas plantas de la Casa da Cultura local. El Ayuntamiento de Cee otorgó en dos años contratos directos a Ogando por un importe de 1,08 millones de euros. Una cantidad nada desdeñable y de considerable importancia para las arcas municipales. Basta con compararla con los 1,3 millones de euros que Cee recibió del Plan E del Gobierno en 2009, la mayor inyección de dinero que tuvo este ayuntamiento en toda su historia.

Ogando también fue el encargado de dotar de hierba artificial a los campos de fútbol de Cee, Fisterra y Mazaricos. Unas obras con un plazo de ejecución de un mes por las que la constructora cobró entre 345.000 y 400.000 euros en cada caso.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 1 de febrero de 2011