Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Golpe a la corrupción en la Costa da Morte

Tres alcaldes detenidos por una trama corrupta en la Costa da Morte

Los regidores, acusados del cobro de comisiones ilegales a empresarios locales - Escuchas policiales por una investigación sobre narcotráfico dieron la pista de la presunta trama corrupta que implica a los regidores de Cee, Fisterra y Mazaricos

Todo comenzó hace un año, casi por casualidad. Una investigación policial por tráfico de drogas llevó a intervenir judicialmente los teléfonos de diversas personas de A Costa da Morte. Y en el transcurso de algunas de las conversaciones grabadas empezaron a surgir indicios de la comisión de otro tipo de delitos y un nuevo caso, este relacionado con una presunta corrupción política que desencadenó ayer la detención de ocho personas, cinco de ellos cargos institucionales de los ayuntamientos de Cee, Fisterra y Mazaricos.

Los alcaldes de estas tres localidades, dos tenientes de alcalde de Fisterra así como tres empresarios, pasaron la noche detenidos en los calabozos del Cuerpo Nacional de Policía en A Coruña, a la espera de poder declarar ante el titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Corcubión, que les imputa la supuesta comisión de los delitos de tráfico de influencias, prevaricación, cohecho así como falsificación de documentos.

Una empresa de Muxía está en el epicentro de la investigación

Los detenidos pasaron la noche en los calabozos policiales

La espectacular operación judicial, bautizada Orquesta, sacudiço desde primeras horas de la mañana a las localidades de Cee, Fisterra y Mazaricos. Con gran refuerzo de furgonetas, desembarcaron sobre las nueve en estas tres casas consistoriales agentes de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal para intervenir documentos y detener a los alcaldes. El de Cee, Ramón Vigo Sambade, independiente que gobierna desde 2007 en coalición con el PSOE, fue retenido en su despacho hasta que a las cuatro de la tarde fue llevado a los calabozos. Su casa, situada en un edificio enfrente del Ayuntamiento, así como su coche también fueron registrados por el juez.

A media mañana, en paralelo a su homólogo de Cee, corrieron la misma suerte los regidores de Fisterra, José Manuel Traba Fernández, y de Mazaricos, José Manuel Santos Maneiro. Ambos son del PP y diputados provinciales de A Coruña. Pertenecen al mismo partido los tenientes de alcalde de Fisterra detenidos, Santiago Insúa Esmorís y Ramón Redonda González. En la comisaría de Policía de A Coruña también están desde ayer Daniel Ogando, empresario de la construcción afincado en Muxía, su hijo y Jorge López Lago, un profesional de la zona que se dedica a la contratación de orquestas y eventos musicales además de a operaciones inmobiliarias.

La policía realizó, en total, ocho registros en los que se incautó de numerosas cajas de documentación, tanto en los ayuntamientos como en los domicilios y oficinas de los ocho detenidos. El juez de instrucción número dos de Corcubión, Andrés Lago Louro, decretó el secreto de sumario y se espera que a partir de hoy empiece a tomar declaración a los detenidos para decidir si deben o no permanecer imputados con cargos. No se descartan nuevas detenciones en las próximas horas, según reseñó la Jefatura Superior de Policía en Galicia.

El presunto pago de comisiones a cargos institucionales para obtener contrataciones públicas así como obras adjudicadas irregularmente estarían, según fuentes de la investigación, en el centro de este caso. El revuelo fue mayúsculo ayer en la comarca.

En Cee, todo comenzó a las nueve de la mañana, cuando los agentes entraron en la casa consistorial y, tras identificar a los funcionarios, les pidieron que abandonaran las dependencias municipales, salvo el regidor que fue retenido en su despacho, con el fin de poder registrar ordenadores y archivos. La teniente de alcalde, la socialista Amancia Trillo, que no fue autorizada a entrar en el Ayuntamiento, no ocultaba su estupor y se enrocó en una defensa acérrima de Ramón Vigo. "Tengo una confianza ciega en el alcalde, no temo nada porque no hay nada irregular, no van a encontrar nada", aseguraba la edil mientras lamentaba, por excesivo, el despliegue policial de esta operación llevada en secreto desde hace un año. La precampaña para las elecciones municipales del próximo mes de mayo, en las que los tres alcaldes detenidos son candidatos a su reelección, arrancó ayer convulsa con esta Operación Orquesta.

Construcciones D. Ogando, una empresa de la localidad vecina de Muxía, creada hace más de dos décadas y que cuenta con 11 empleados, realiza numerosas obras públicas en municipios de la Costa da Morte y en otros puntos de la provincia coruñesa. Su dueño y su hijo trabajan juntos. En las oficinas de la empresa, situada en el bajo de la vivienda familiar, la policía también se incautó ayer por la tarde de numerosa documentación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 1 de febrero de 2011