Análisis:Análisis
i

Otras vidas

A menudo los informativos rebuscan entre las noticias chocantes y curiosas para completar el repaso de la actualidad. Lo mismo da unas gallinas que ponen huevos con música clásica que el torneo nacional para cortadores de jamón. El noticiario recibe así un soplo que desatasca el dramatismo de la jornada. Más aún en la televisión pública donde la ausencia de publicidad ha alargado los telediarios hasta la hora de duración, quizá excesiva.

Ha sido difícil acomodar el par de sentencias judiciales que reescriben la jurisprudencia sobre el impago de hipotecas. Algunos jueces han comenzado a aceptar que la subasta de la casa, aunque no alcance el valor total de la deuda, sirva para cancelar de manera definitiva las obligaciones de pago. En plena crisis, muchas familias pierden su vivienda y aún así tienen que seguir pagando cuotas hasta cubrir el monto del préstamo concedido. Las tasaciones interesadas de las casas a los precios que más convenían a los bancos, ha sido una de las piezas clave del escándalo aún conocido con el amable nombre de burbuja inmobiliaria y cuya responsabilidad en la crisis nacional nadie quiere establecer.

Esta noticia, de valor humano, también se ofrece desde perspectiva técnica. Dicen que los bancos lograrán descarrilar esta interpretación de la ley para volver al orden que les favorece más. Los registradores han advertido de lo peligroso de juzgar con arreglo a la moral, pero en la calle, y ahí está el valor de consumo de la noticia, la gente piensa que no siempre la ley tiene que servir a la trampa, por bien diseñada que esté. Anda en juego la supervivencia de las personas.

En la última novela de Emmanuel Carrère, Otras vidas además de la mía, que pronto aparecerá en España, se comenta la peripecia de dos jueces de provincias que acotan las responsabilidades de deuda de ciudadanos en quiebra. Allí aparecen las presiones de la judicatura, de los poderes establecidos, y la pequeña revolución que desde un juzgado puede armarse para dar reparo al desamparo humano. Nadie sabe si esta noticia pertenece al rincón de las curiosidades, pero para los implicados significa llenar de sentido a la palabra justicia. A veces la vida, en su verdad más esencial, está detrás de una noticia lateral.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0031, 31 de enero de 2011.