Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Goldman Sachs triplica el sueldo de su presidente en plena crisis

Los beneficios de la entidad bancaria caen el 38% en 2010

El reparto de primas entre los ejecutivos del banco de inversión Goldman Sachs se convierte todos los años en estas fechas en un argumento para las críticas, mientras en la calle el paro y los embargos de viviendas siguen causando estragos. Y este año no va a ser diferente, después de que el consejero delegado de la entidad, Lloyd Blankfein, se elevara de forma notable el sueldo y la remuneración en acciones.

El banquero tendrá un salario de dos millones de dólares en 2011, casi tres veces más que el año pasado. Y por sus servicios en 2010, se le premia con el equivalente a 12,6 millones de dólares en acciones (9,2 millones de euros) un 40% más que hace un año. Sus cuatro lugartenientes también se suben el sueldo, hasta los 1,85 millones, y reciben una paga similar a la de Blanckfein en títulos.

Blankfein recibe una prima de 9,25 millones de euros por su gestión anual

También ganaron más los 470 asociados de Goldman Sachs. Pero lo que llama la atención es que estos incrementos tienen lugar a pesar de que la quinta entidad de EE UU cerró el ejercicio con una caída del 38% en el beneficio, hasta los 8.350 millones de dólares, y del 13% en los ingresos, hasta los 39.160 millones. De ese total, el 39% sirvió para remunerar a sus empleados.

Eso, de media, equivale a casi medio millón por empleado, justo un 14% menos que en 2009. La novedad es que es la primera vez desde que la firma cotiza que sus ejecutivos y socios se suben el sueldo base. Y los títulos que recibieron no pueden ser vendidos antes de cinco años, siguiendo las directrices que marca la Reserva Federal para desincentivar el riesgo a corto plazo.

El pasado fue un año complicado para Goldman, vilipendiado por el Congreso por la manera en la que hace dinero. Tuvo que pagar una multa millonaria al regulador bursátil, tras ser acusada de fraude por la manera en la que estructuró un controvertido paquete de activos hipotecarios. Y en las últimas semanas volvió a los titulares, tras entrar en el capital de la red social Facebook.

A pesar del serio problema de imagen que tiene Goldman Sachs, aparece en la lista de la 100 mejores compañías para trabajar, que acaba de publicar la revista Fortune. En concreto en el puesto 23, uno más arriba que hace un año, aunque lejos aún del noveno lugar que ocupaba en la lista antes de la crisis. Un ránking, por cierto, en el que no aparece la admirada Apple.

E incluso con estos aumentos, las pagas extraordinarias para 2011 seguirán siendo bajas frente a los más de 40 millones que se embolsaban el presidente, el consejero delegado y el director financiero de Goldman Sachs antes del colapso bancario. También se subió el sueldo Vikram Pandit, consejero delegado de Citigroup, de un simbólico dólar a 1,75 millones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 31 de enero de 2011