Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las Diputaciones se unen para acusar a López de "injuriar" a los euskaldunes

Las tres responsables de Cultura exigen una rectificación al 'lehendakari'

Las tres Diputaciones se unieron ayer a las voces nacionalistas críticas con las recientes palabras de Patxi López vinculando el fin del terrorismo con el euskera y la actividad cultural vasca. La desaparición de ETA, aseguró el lehendakari el pasado lunes ante el Consejo Asesor del Euskera, "unirá definitivamente el euskera con la libertad". Las diputadas de Cultura de Vizcaya, Álava y Guipúzcoa, Josune Ariztondo, Malentxo Arruabarrena y María Jesús Aranburu, respectivamente, todas ellas del PNV, acusaron a López de falta de respeto a la lengua oficial y de "injuriar" a quienes trabajan a favor del euskera, son euskaldunes, sufrieron represión durante el franquismo por esa causa o han condenado la violencia en lengua vasca. "Le pedimos al lehendakari que rectifique sus manifestaciones, y valore la actitud y las políticas positivas a favor del euskera", señalaron en una declaración institucional conjunta que leyeron en Bilbao. "¿Acaso no sabe que en lugar de alejar el euskera del riesgo de la politización ha realizado la politización más grave posible?", añadieron.

López considera "malintencionadas" las interpretaciones a sus palabras

Las tres diputadas protagonizaron un inusual acto conjunto para presentar las aportaciones que han realizado al Contrato Ciudadano por las Culturas, que el Ejecutivo ha presentado al Consejo Vasco de la Cultura para su debate y aprobación. De las críticas al fondo del documento y a la elección de los miembros del consejo, las instituciones forales han pasado a esforzarse por transmitir una imagen constructiva y unitaria que se traduce en 300 propuestas, que abarcan desde medidas transversales de apoyo al euskera, la juventud y la igualdad de género a acciones especificas en los distintos sectores, como creación de becas de danza, el establecimiento de circuitos musicales estables o el doblaje y el subtitulado de películas en euskera, entre otras.

Las Diputaciones demandan al Gobierno que pasen del proceso de reflexión a la puesta en marcha de acciones concretas, empezando por el envío al Parlamento de las iniciativas legislativas previstas, como la ley vasca de Acceso a la Cultura, y el impulso al proyecto de obtener financiación adicional para la cultura en seis departamentos del Gobierno con la disposición de partidas en 2011.

Las instituciones forales también reclaman al Ejecutivo la mejora en la coordinación de las instituciones públicas. Con este objetivo exigen la convocatoria de la Comisión Interinstitucional de Cultura.

El propio López replicó ayer antes de pronunciar una conferencia en Madrid: "Espero que el fin de violencia, del conjunto del país, acabe vinculado a la libertad. El resto de interpretaciones son malintencionadas para buscar un conflicto donde no lo hay". El consejero de Interior, Rodolfo Ares, había atribuiod horas antes las críticas a que "molesta" que el Gobierno "esté dando un gran impulso al euskera".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 27 de enero de 2011