Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Interior ordena repatriar a 17 de los 22 saharauis que pidieron asilo

El Ministerio del Interior ha iniciado los trámites para devolver al Sáhara Occidental a 17 de los 22 saharauis llegados en patera a Fuerteventura el 5 de enero huyendo de la represión marroquí tras el desalojo del campamento de Agdaym Izik. La policía los ha trasladado al Centro de Internamiento de Emigrantes de Barranco Seco (Las Palmas). Su retorno podría producirse hoy, a pesar de que la Audiencia Nacional debe aún pronunciarse sobre la paralización de las expulsiones en tanto estudia el recurso de 15 de ellos a la inadmisión a trámite de sus solicitudes.

La Comisión Española de Ayuda al Refugiado, cuyos abogados defienden a los saharauis, cree que la decisión de Interior de devolverlos a El Aaiún vulnera el artículo 22 de la Ley de Asilo, que impide la repatriación de los solicitantes que hayan recurrido la inadmisión de su petición. Los nombres y apellidos de algunos de ellos ya han sido difundidos por medios de comunicación marroquíes, lo que los podría convertir en objeto de represalias. Además de solicitar la revisión de su caso, los letrados pidieron al juez que paralizara su expulsión como medida cautelar.

Fueron 22 los saharauis que llegaron a Fuerteventura con el afán de convertirse en refugiados en España. El Gobierno admitió a trámite las solicitudes de cinco. El motivo esgrimido para el rechazo fue que las alegaciones eran "contradictorias" e "insuficientes", dos de las razones que recoge la ley. Para impedir la repatriación, CEAR se ha dirigido por carta al Cuerpo Nacional de Policía (el encargado de devolverlos a su país); a la Oficina de Asilo y Refugio; y al secretario de Estado de Seguridad Antonio Camacho.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 26 de enero de 2011