Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Irak autoriza la visita de Pedraz para investigar el 'caso Couso'

Llegó tarde, pero a tiempo. Las autoridades de Irak han contestado afirmativamente a la petición de auxilio del juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz para realizar la inspección ocular del escenario en que se produjo la muerte del cámara de Telecinco José Couso durante la ocupación estadounidense de Bagdad en 2003. La contestación del Gobierno iraquí despeja las dudas sobre la legalidad y viabilidad de esas diligencias que la fiscalía de la Audiencia Nacional había alegado ante la falta de respuesta del Gobierno iraquí.

Además de autorizar el viaje, el Ejecutivo de Bagdad ha informado al juez español de que un magistrado de ese país, Shibad Ahmed, lo acompañará durante todas las pruebas que debe practicar en la ciudad. El juez tiene intención de visitar el puente de Jamuroahora sobre el Tigris, desde el que un tanque de EE UU realizó el disparo que acabó con la vida de Couso; la habitación del hotel Palestina desde la que el cámara tomaba imágenes al recibirlo y las delegaciones de las televisiones Al Jazeera y Abu Dhabi, también atacadas por los soldados y carros de combate estadounidenses ese mismo día.

El permiso despeja las dudas del fiscal sobre la legalidad de la inspección ocular

Nada más recibir la comunicación de Irak, Pedraz la envió a la fiscalía recordando que dicha autorización confirma el criterio mantenido por el juez desde que ordenó el viaje: que las autoridades iraquíes conocían "el desplazamiento de la comisión judicial" y habían ofrecido "la máxima colaboración" para realizar "el reconocimiento judicial en el lugar de los hechos y su eventual reconstrucción". El ministerio público envió la semana pasada al juzgado un informe en el que ponía en duda la legalidad de la inspección ocular al no haberse recibido la contestación de Bagdad a la petición del juez. Fuentes fiscales aseguraron que, a pesar de que ahora sí se cumple ese requisito, ningún representante del ministerio público viajará con el juez al no haber tenido tiempo para preparar el desplazamiento.

Los que sí integrarán finalmente la comisión judicial serán los periodistas Olga Rodríguez, Jon Sistiaga, Jesús Quiñonero y Carlos Hernández, testigos del caso. Tras varias semanas de incertidumbre, la Embajada de Irak les ha concedido finalmente el visado. También lo han recibido los abogados de los familiares del cámara, que hasta hace unos días carecían de permiso para viajar a Bagdad.

Fuentes de la Audiencia Nacional aseguraron además que el Gobierno español ha comunicado al juzgado que las autoridades iraquíes ofrecerán protección a la delegación española. El mensaje contrasta con el escrito enviado por Justicia al juzgado la semana pasada en el que se manifestaba que ni las autoridades españolas ni las iraquíes podrían garantizar la seguridad de sus integrantes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 26 de enero de 2011