Reportaje:

La banca ética echa raíces en Galicia

Las ONG son el tejido base de Fiare, que destina el dinero a proyectos sociales

Tener la conciencia tranquila sabiendo que sus ahorros no sufragan movimientos especulativos, desmanes gubernamentales o empresariales y actividades deshonestas, legales o ilegales. En toda España, son más de 250 asociaciones de todo tipo y alrededor de 1.500 personas las que han dicho "no con mi dinero" y han optado por confiar en la Fundación Inversión y Ahorro Responsable, Fiare, que va camino de convertirse en el primer banco ético español mediante la fórmula de una cooperativa de crédito para fines sociales sin ánimo de lucro. Quieren lograrlo en 2013.

Por ahora, es una fundación y una sociedad limitada que opera como agente, ofreciendo sus productos financieros, de la Banca Popolare Etica Italiana. Ya ha recogido 25 millones de ahorro y solo financian proyectos en cuatro ámbitos: lucha contra la pobreza, cooperación al desarrollo, agroecología y energías renovables y cultura. Su baza es el tejido asociativo de corte social en el que Fiare fundamenta sus actividades. En todo el Estado, ya son nueve las extensiones territoriales y otras dos están en el proceso.

La gallega es una de las más jóvenes, de hecho, acaba de celebrar su primera asamblea en Vigo. En su primer año, y a partir de 300 euros de aportación, ya suma 45 personas y 14 asociaciones de signo diverso: Adega, Coordinadora Galega de ONG's para o Desenvolvemento, Parroquia Cristo da Victoria de Vigo, Sindicato Labrego Galego o Verdegaia. "Ganar presencia en el rural y fuera de las ciudades del Eje Atlántico, donde tenemos más fuerza", explicita el presidente de Fiare Galiza, Raúl Asegurado, el objetivo para 2011.

"La injusticia es multifacética y nosotros solo damos créditos", zanja el director de Fiare, Peru Sasia, profesor de Ética en la Universidad de Deusto y creador del proyecto hace una década. Dice que ahora son casi más útiles que nunca: "Desde que comenzó la crisis, la necesidad de financiación se ha disparado. En 2010 concedimos préstamos por valor de seis millones, una cantidad que ya habremos alcanzado en abril de este año. Como seas una fundación, una cooperativa o una asociación, los bancos no te quieren ni ver".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción