Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La reestructuración financiera

El portavoz no se moja con cifras

"No doy por buena esa cifra en absoluto". Alfredo Pérez Rubalcaba despachó así una pregunta sobre la solvencia de las cajas si sus activos "se han depreciado aproximadamente en 26.000 millones". El vicepresidente portavoz hizo bien en no mojarse. Los 26.000 millones aparecen en una presentación del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria a inversores. Pero en ella se dice claramente que son "provisiones adicionales que han sido constituidas contra el patrimonio en el momento de la integración por las entidades que han recibido apoyo del FROB", como informó ayer EL PAÍS.

Es decir, no se trata ni de una cifra del total del sector, ni una cuantificación del deterioro de sus activos ni mucho menos aún de una medición del agujero de las cajas. Esos 26.000 millones son eso, provisiones cargadas contra patrimonio, contra reservas, de modo que no supongan un lastre para la cuenta de resultados, dado que las fusiones así lo permiten. Pero en esa cifra hay situaciones muy diferentes. Algunas cajas han aprovechado para adelantar saneamientos y han constituido provisiones genéricas. En otros casos, la provisión es la diferencia entre la revalorización de unos activos y la depreciación de otros. En realidad, el deterioro de activos o la pérdida esperada de la cartera crediticia de las cajas no se acerca "en absoluto" a esa cifra, como decía Rubalcaba. Pero, por desgracia, porque la cifra real de deterioro (no confundir con necesidad de recapitalización) es muy superior.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 22 de enero de 2011