Valencia deja las Grandes Vías sin carril bici porque es un riesgo para el ciclista

"Un carril bici en las Grandes Vías junto al carril de la EMT entraña riesgos y, de momento, no merece la pena asumirlos", dijo ayer el concejal delegado de Circulación y Transportes de Valencia, Alfonso Novo. El edil se pronunció así después de que el colectivo Valencia en bici haya convocado una tercera bicimanifestación el 30 de enero para protestar por la negativa del Consistorio a reservar en la calzada un carril exclusivo para las bicicletas, aprovechando la reforma de las Grandes Vías.

Novo insistió en que el diseño de un carril bici es un asunto complejo y ve más operativo buscar otras alternativas, por ejemplo y, aunque el trayecto sea más largo, pedalear por las calles secundarias, paralelas a las Grandes Vías, donde hay carril reservado en la acera. Según el edil, los usuarios que se quejan al Consistorio -en alusión a las reivindicaciones del colectivo Valencia en Bici- suelen ser gente con mucha experiencia en montar en bici. "Pero mi obligación", dijo Novo, "es tener presente a la gente que coge la bicicleta por primera vez", de la que dijo que sería un peligro que circulara junto a los autobuses.

Antonio Llópez, portavoz de Valencia en Bici, argumentó todo lo contrario: "Es más peligroso dejarlo como está". Este colectivo ha pedido al Consistorio que los tres carriles para el tráfico general se reduzcan a dos, y se articule en la calzada un carril exclusivo para bicis junto al vial de los autobuses. La seguridad de los ciclistas, que ahora circulan por las Grandes Vías mezclados con los coches, es el mismo argumento que esgrime Valencia en Bici, aunque en sentido contrario al empleado por el concejal Novo. Así lo establece la nueva ordenanza de tráfico municipal, en vigor desde antes del verano, que obliga a los ciclistas a circular por la calzada.

"Precisamente el carril bus nos haría de tapón frente a los coches", agregó Llópez, quien consideró que el recurso de Novo a la seguridad de los ciclistas noveles no es más que una excusa. "Si el concejal no lo hace es porque no quiere quitar coches de las Grandes Vías y deja en evidencia que para el Ayuntamiento la bicicleta es un vehículo más, cuando es en realidad un medio de transporte de reconversión de la ciudad, que la humaniza". Este colectivo se verá la próxima semana con el concejal de Tráfico para dialogar sobre la apertura de carriles bici en la ciudad. Entonces volverán a plantearse la reconversión de las Grandes Vías a la que Novo se ha negado hasta la fecha.

También en alusión a los problemas de movilidad se pronunció ayer la Federación de Asociaciones de Vecinos de Valencia, que pidió al Consistorio el uso de varios solares repartidos por la ciudad como aparcamientos en superficie, "mejorando la fluidez de la circulación y la falta de aparcamientos en la vía pública". Son solares repartidos por Benicalap, Beniferri, San Vicente Ferrer, Avenida de la Plata y Patraix.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 21 de enero de 2011.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50