Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
Ataque a un consejero

La detención de un sospechoso de la agresión en Murcia rebaja la tensión

El joven, reconocido por testigos, fue sancionado por un incidente en un campo de fútbol en 2008 y se le asocia con grupos radicales de extrema izquierda

En medio de una enorme tensión política en Murcia que, lejos de aplacarse, no hizo más que aumentar durante toda la mañana de ayer, llegó la primera buena noticia desde el sábado y calmó algo los ánimos. La policía detuvo a primera hora de la tarde a una persona por su presunta participación el sábado en la agresión al consejero de Cultura de Murcia, Pedro Alberto Cruz.

Se trata de un hombre relacionado con grupos radicales de extrema izquierda del mundo del fútbol. Se llama José David Baño Lorente y fue sancionado en 2008 con una multa de 3.001 euros por protagonizar incidentes en el estadio Rico Pérez, en Alicante. Un portavoz del grupo CityBoys, al que pertenece el detenido, condenó ayer la agresión al consejero y señaló: "Nuestro compañero es inocente, puesto que se encontraba en su casa, a más de 30 kilómetros de Murcia en el momento de la agresión y ni siquiera sabía quién es Pedro Alberto Cruz". Y añadió: "Nuestro compañero tiene un antecedente que no es judicial, sino policial, y es por tenencia de marihuana en un estadio. Entendemos esta agresión a nuestro compañero como un acuerdo entre el PP y el PSOE".

El arrestado pasará hoy a disposición judicial tras un largo interrogatorio

El consejero de Cultura sigue hospitalizado pero evoluciona bien

Aunque no se facilitó su edad, fuentes policiales indicaron que el detenido está matriculado en el graduado de Relaciones Laborales en la Universidad de Murcia, en el cupo para mayores de 25 años. La policía le interrogó durante toda la tarde para tratar de confirmar su participación e identificar a los otros dos presuntos agresores, y registró su casa.

Fuentes policiales insistían en que contra Baño de momento sólo hay indicios de su posible participación en la agresión, en especial la identificación a través de fotografías de algunos testigos. Lo más probable es que el detenido pase hoy a disposición judicial para que sea el juez quien decida si toma contra él medidas cautelares o si no considera suficientes esos indicios.

Cruz, que fue agredido en la tarde del sábado cuando salía de su casa, evoluciona favorablemente en el hospital Reina Sofía, tras haber sido intervenido quirúrgicamente como consecuencia de lesiones en el hueso malar y el suelo orbitario izquierdo. En principio se habló de un puño americano, pero fuentes policiales insisten en que sólo tienen comprobado que fue un "objeto contundente", sin aclarar cuál. Cruz pretende volver al trabajo esta misma semana en Fitur.

La presencia policial causó un gran revuelo en la pequeña población de Baños y Mendigo (pedanía de la ciudad de Murcia) de apenas 200 habitantes. La familia de José David regenta una pequeña gasolinera en la población. El alcalde, Juan Miguel Vera, se vio muy sorprendido por el despliegue y habló en la Cadena SER del detenido para decir que "es una persona entrañable, no ha dado problemas nunca en el pueblo y su detención es extrañísima".

Este primer arresto calmó algo los ánimos de la política murciana. Si por la mañana el presidente, Ramón Luis Valcárcel, insistía en responsabilizar a "la izquierda" del clima social que alentaría la agresión e insistía en que "se trata de una actuación por un móvil exclusivamente político", por la tarde, poco después de conocer la detención, la portavoz del Gobierno, María Pedro Reverte, se congratulaba en conversación con EL PAÍS de la detención y confiaba en que sirviera para "calmar los ánimos". Reverte aseguraba que el PP no pretende mezclar "unas protestas legítimas", como las manifestaciones de funcionarios contra los recortes salariales, con la agresión a Cruz.

Aún así, tanto Reverte como otros dirigentes populares que hablaron tras la detención, sí insisten en pedir la dimisión del delegado del Gobierno, Rafael González. Le acusan de haber minimizado algunos incidentes previos, como el lanzamiento de huevos a la casa de Ramón Luis Valcárcel, y de no proteger a Cruz. Fuentes socialistas aclaran que Cruz no pidió esa protección ni contó que se sentía perseguido, y que poco se puede hacer contra quien lanza un huevo, que es una falta.

A pesar de la bajada de tensión que pueda significar esta primera detención, siempre que se confirme la implicación en los hechos de Baño, la polémica en Murcia está centrada en torno a la vinculación entre las protestas y la agresión. El secretario general de Comisiones Obreras en la región, Pedro Bueno, está muy sorprendido por esta vinculación que el PP ha querido hacer. Bueno, un sindicalista de larga tradición, asegura que en Murcia se han vivido momentos más tensos que el actual.

Recuerda en especial el de 1992, con gobierno del PSOE en Murcia, cuando en plena crisis industrial de la región, se convocó una protesta frente a la Asamblea -también la hubo el pasado 23 de diciembre con la aprobación de los recortes- y después de forcejeos y cargas policiales, tres exaltados tiraron un cóctel molotov contra la Asamblea regional.

Fechas del conflicto

- 20 de diciembre. La ministra de Economía, Elena Salgado, desvela que dos comunidades, Murcia y Castilla-La Mancha, no cumplen los objetivos comprometidos de déficit.

- 22 de diciembre. El Gobierno de Ramón Luis Valcárcel, del PP, aprueba en Murcia la Ley de Medidas Extraordinarias para la Sostenibilidad de las Finanzas Públicas, un recorte de 300 millones de euros que afecta sobre todo a los funcionarios de la enseñanza y la sanidad. Esa misma tarde, las centrales sindicales convocan a miles de personas en la Gran Vía de Murcia en protesta por los recortes.

- 12 de enero. Alrededor de 40.000 personas, según las cifras de los sindicatos, marchan por las calles de Murcia en la sexta y última manifestación convocada por los sindicatos, la más multitudinaria hasta ahora.

- 15 de enero. Tres personas golpean con al consejero de Cultura de Murcia, Pedro Alberto Cruz, que tuvo que ser ingresado en el hospital.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 18 de enero de 2011

Más información