Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

El cava ya no es cosa de dos

J. García Carrión apuesta por el liderazgo frente a Codorníu y Freixenet

Tradicionalmente, el mercado del cava en España ha estado en las manos de dos grandes grupos. Al margen del peso de la marca blanca, que supone entre el 40% y el 43%, la cuota de mercado de las marcas propias del grupo Codorníu significa el 21%, seguido del grupo Freixenet con el 17%. Las campañas desarrolladas en su día contra los productos catalanes se tradujeron en una proliferación de cavas de otras comunidades autónomas, pero sin que ello afectara a las cuotas de los dos grandes grupos.

En la actualidad, frente al poder dominante de Codorníu y Freixenet en el sector del cava, ha emergido con fuerza un tercer grupo, J. García Carrión, que en solamente tres años ha pasado de no existir prácticamente en el mercado con su marca Jaume Serra a ser el tercer grupo, con unos crecimientos espectaculares basados en la estrategia seguida en el sector del vino tranquilo: la relación calidad precio. De acuerdo con esta política, el grupo pasó de una cuota de mercado del 2% en 2008 al 5,1% en 2009, con un crecimiento del 147%, para llegar a una cuota del 10,4% entre los meses de enero y noviembre de 2010 y dejar la misma por encima del 8% en el último año, con cerca de nueve millones de botellas, según los datos Nielsen. El mercado nacional es de unos 90 millones de botellas.

La bodega, adquirida en 1997 a la familia Rato, ha multiplicado por seis su capacidad

"Como en otros sectores y mercados donde estamos presentes, vinos y zumos, en el caso del cava aspiramos igualmente a tener una posición de liderazgo a corto o medio plazo", señalan fuentes del grupo.

J. García Carrión adquirió en 1997 a la familia Rato las bodegas Jaume Serra, con una capacidad de producción de unos 10 millones de botellas de cava. Con las obras desarrolladas en la empresa, por unos 25 millones de euros, la capacidad de producción de cava se ha ampliado hasta los 60 millones de botellas, y se ha iniciado la política de elaborar también reservas y grandes reservas, todo ello bajo la marca Jaume Serra.

Junto a las ventas de cava en el mercado nacional, el grupo J. García Carrión opera en los mercados exteriores con 16 millones de botellas bajo las marcas Jaume Serra y Cristalino. Del conjunto de los países, Estados Unidos es el primer destino de sus exportaciones, donde ocupa el segundo lugar en ventas por detrás de Freixenet.

En el sector del vino en España es líder indiscutible, con una cuota del 29%. En los caldos con denominación de origen en Jumilla, Rioja, La Mancha, Duero, Penedés, Cataluña, Rueda y Valdepeñas es igualmente líder, con una cuota de mercado que ha pasado del 14,3% en 2008 al 19,3% en 2009 y al 23% en 2010, con crecimientos espectaculares, sobre todo en Rioja, con Antaño, y en Duero, con Mayor de Castilla. J. García Carrión ocupa el sexto lugar en el mundo entre las empresas del sector del vino.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 16 de enero de 2011