Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

López reorienta su acción de Gobierno con la vista en las urnas de mayo y ETA

El 'lehendakari' cita el viernes a su Ejecutivo e insistirá en las medidas económicas

El lehendakari Patxi López ha definido su hoja de ruta para encarar los próximos retos de su acción de gobierno. Se la expondrá a todos los altos cargos de su Ejecutivo en el transcurso de una reunión convocada para el próximo viernes y que repite la fecha de la mantenida el pasado año con idéntico propósito. Será una profunda exposición de los objetivos a cubrir y que pasan por la recuperación de la imagen de su Gobierno, la proximidad de las elecciones locales y forales de mayo, los pasos a dar en el marco de la pacificación, y todo ello en el marco de una crisis económica siempre amenazante.

El lehendakari ha citado a los responsables de los departamentos y escalones inferiores exactamente en la misma fecha que lo hizo el pasado año. Desde entonces, 14 de enero de 2010, el contexto ha variado notablemente. Con el ecuador de la legislatura a pocos meses vista, el ámbito de la lucha contra el terrorismo ha dado un vuelco con la tregua permanente de ETA y la nueva apuesta política de Batasuna para lograr la legalización con miras a las próximas elecciones. De hecho, el marco de pacificación volverá a ser en la reunión del viernes uno de los aspectos en los que más incidirá el lehendakari. Fuentes del Ejecutivo explicaron ayer que López versará sobre su diagnóstico de la situación y su pronóstico para los próximos meses.

López centrará su discurso en la lucha contra ETA y la crisis económica

El Gobierno busca una reacción ante los malos datos de las encuestas

La reunión se produce escasas semanas después de que el último sociómetro del Gabinete de Prospecciones Sociológicas del Ejecutivo reflejara que el 49% de los encuestados opina que el Ejecutivo no sabe cómo resolver los problemas -aunque aprueban las políticas que se plantean en algunas consejerías -y que el lehendakari mejora su puntuación levemente, aunque sigue por debajo de líderes como Iñigo Urkullu.

El año se plantea exigente, con la oposición vigilante en torno a los retrasos en el calendario legislativo que ya ha criticado, las elecciones municipales y forales que, sin duda, repercutirán en el clima político y con los movimientos de la izquierda abertzale y ETA. También será un año clave para el desarrollo de proyectos sectoriales que encaran ahora su fase experimental, como la estrategia de crónicos de Sanidad o el marco trilingüe en Educación.

El otro pilar de la convocatoria será la crisis, el principal problema de los vascos que, según los últimos sociómetros, ha desplazado aún más al terrorismo de las primeras posiciones -sólo el 19% de los vascos lo tiene entre sus preocupaciones, doce puntos menos que en mayo de 2010-. El plano económico ha sido precisamente una de las primeras dianas del año del presidente del EBB, Iñigo Urkullu. Este pedía la semana pasada al lehendakari que recuper el "pacto de aceleración económica" desarrollado por Juan José Ibarretxe debido al "desgobierno" del actual Ejecutivo para hacer frente a la crisis. López se centrará en los aspectos principales sobre los que quiere que trabaje su Gobierno, con el desempleo y la puesta en marcha de Lanbide como prioritarios, según explicó ayer la portavoz del Gobierno, Idoia Mendia, sin hacer mención a la reforma fiscal. Además, todos los departamentos afrontan un año complejo por las restricciones presupuestarias.

En un discurso más centrado en las directrices políticas generales que en establecer los objetivos por áreas, como ya se hizo el pasado año, el lehendakari pondrá el acento en el turismo, que ha logrado récords de visitas a Euskadi en 2010, y las grandes infraestructuras como el tren de alta velocidad.

El encuentro será el segundo desde que los socialistas llegaran a Ajuria Enea, aunque la primera reunión de estas características tuvo lugar en junio de 2009, un mes después del cambio de Gobierno. Entonces López congregó a sus altos cargos para exigirles "bolsillos de cristal" en su gestión de la Administración pública. El pasado año, López, en su discurso, apostó por un nuevo contrato social. El acto tendrá lugar el viernes por la mañana en la sede de Presidencia y congregará a unas 300 personas, entre consejeros, viceconsejeros, directores y asesores del Gobierno.

El escaparate de Madrid con el turismo

El Gobierno vasco asume también la referencia que significa Madrid como escaparate social y político para la proyección de su gestión. En este contexto se enmarca el multitudinario acto que desplegará hoy con el propósito de reconocer la contribución al turismo vasco de los 1.800 embajadores que extienden las cualidades de Euskadi, en medio de unos significativos resultados en este sector.

Será una gala, presidida por el lehendakari, Patxi López, en la Real Fábrica de Tapices, a la que han sido invitadas alrededor de 600 personas, entre ellas la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, los consejeros vascos de Interior, Economía y Hacienda, Industria, Innovación, Comercio y Turismo y de Cultura, Rodolfo Ares, Carlos Aguirre, Bernabé Unda y Blanca Urgell, respectivamente. Junto a ellos, se prevé la presencia de responsables institucionales y representantes de la cultura, la economía, el deporte y el sector turístico, para rendir homenaje a todas aquellas personas que han contribuido al crecimiento del sector turístico vasco, en un año en el que se han batido todos los récords de llegada de turistas a Euskadi.

A su vez, Patxi López aprovechará también esta visita a Madrid para comparecer mañana en algunos medios nacionales, precisamente en un momento político de especial interés a nivel nacional tras el comunicado de ETA.

El cocinero Martín Berasategui, el diseñador Modesto Lomba, la alpinista Edurne Pasaban y el periodista Miguel de la Quadra-Salcedo son ya algunos de 1.800 "embajadores de Euskadi" encragados de promocionar en sus respectivos ámbitos las cualidades del País Vasco dentro de una campaña turística puesta en marcha en Internet y que ha venido a coincidir con unos excelentes registros de visitas.

El Gobierno vasco impulsó esta campaña con la incorporación de numerosos nombres conocidos, como son los casos de la solista Amaya Montero o el cineasta Elías Querejeta. Todos ellos participan en la nueva campaña denominada Euskadi busca embajadores, que viene a difundir los principales atractivos del País Vasco por las redes digitales Internet y Facebook, pero sin olvidarse de la publicidad externa en distintas ciudades españolas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 12 de enero de 2011

Más información