Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Ayuntamiento de Parla pagó el sueldo de un cargo de confianza del PSM

El ex empleado estuvo en nómina hasta diciembre sin ejercer ninguna actividad

La sombra del número uno del Partido Socialista de Madrid (PSM), Tomás Gómez, en Parla es alargada. Mantiene toda la influencia en el municipio del que fue alcalde entre 1999 y 2008 y donde se convirtió en el regidor de municipios de más de 50.000 habitantes más votado de España.

En junio de 2007, Gómez se hizo cargo de su partido, de forma casi interina, después del batacazo electoral del PSM en las últimas elecciones autonómicas. En ese tiempo compaginó su actividad como alcalde de Parla y líder de los socialistas madrileños. Un año después, tras refrendar el cargo de secretario general de los socialistas madrileños se llevó a algunos de sus colaboradores de confianza en el Ayuntamiento de Parla al partido. Quería hacer su propio equipo. Y desde entonces, ese Ayuntamiento paga la nómina de, al menos, un cargo del PSM: un miembro del departamento de Comunicación.

Es un tipo de contratación habitual, dice el partido socialista

El 14 de noviembre de 2008, el alcalde de Parla, José María Fraile, quien sustituyó a Gómez al frente del Ayuntamiento, firmó un decreto en el que se nombraban los secretarios para cada uno de los tres grupos políticos municipales. El decreto incluía el nombramiento de un cargo de confianza del grupo municipal socialista cuya retribución ascendía a 35.570 euros. Una semana después, el pleno municipal ratifica el nombramiento y ajusta el sueldo a 25.227 euros.

Desde entonces y hasta el pasado 30 de diciembre, este cargo de confianza ha desempeñado su actividad en la sede del PSM en la calle Callao de Madrid y no ha tenido ninguna actividad en el Ayuntamiento de Parla a pesar de ser quien le pagaba la nómina.

En un comunicado oficial, el Ayuntamiento de Parla señala: "Este trabajador ha estado trabajando para el grupo municipal socialista dentro de las funciones que tiene adscritas a su cargo. Este hecho no implica que haya podido compatibilizar sus labores profesionales con el desempeño de otras actuaciones en el seno de la PSM. Este es un hecho habitual en los cargos de confianza, como demuestra que en la misma situación se encuentran los cargos adscritos a IU y PP, quien además de desempeñar sus labores en el grupo municipal popular ejerce como Responsable de Comunicación del PP de Parla". El comunicado no precisaba qué actividades realizaba en el Ayuntamiento el citado trabajador. Un portavoz del PSM explicó que este tipo de contrataciones es habitual. "Es para hacer colaboraciones con el partido político. Cuando hay problemas económicos y hay recortes, los primeros en salir son este tipo de cargos", precisa este cargo de confianza de Tomás Gómez que también percibe una nómina del partido.

Pero otros empleados socialistas no opinan lo mismo. "Esta situación no se podía dar en otras épocas", asegura un veterano dirigente socialista. "Además de ser de dudosa legalidad, el PP está a la caza de cualquier irregularidad que cometamos y tarde o temprano iba a salir", prosigue.

Lo que si es habitual es que trabajadores del PSM estén en nómina de la entidad vinculada al partido: Fundación para el Estudio de los Problemas de las Ciudades, que recibe una subvención de la Comunidad de Madrid. "Este problema se produce cuando se confunde el ámbito del partido y el institucional", precisa otro ex alto socialista contrario a la gestión de Gómez al frente del PSM.

Hace un año, el secretario general del PSM fue acusado por utilizar el aparcamiento de la Policía Local de Parla para estacionar su coche particular. Entonces un portavoz de la formación que dirige Gómez justificó la acción por motivos de seguridad.

La cuenta atrás para las elecciones municipales y autonómicas ha comenzado y empiezan a airearse los asuntos más espinosos de los candidatos. Por eso, desde la dirección del PSM le restan importancia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 11 de enero de 2011