Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Camps vuelve a anunciar que su primer objetivo es crear empleo

En 2007 se comprometió a desterrar el paro en la Comunidad Valenciana

"El PP gobierna con humildad y al servicio de la gente", aseguró ayer el presidente de la Generalitat a los miembros del Comité Ejecutivo Regional a los que convocó de urgencia el viernes por la noche para contraprogramar la reunión del Comité Nacional de los socialistas. Un reflejo de esa humildad fue su afirmación de que el Consell "ha cumplido en su totalidad los compromisos adoptados en 2003 y 2007", entre los que figuraba para la legislatura actual la consecución del pleno empleo para la Comunidad Valenciana.

2010 se cerró con 501.315 parados, según datos del Ministerio de Trabajo. La valenciana fue la segunda autonomía, tras Andalucía, donde más creció el desempleo con un incremento por encima de la media española del 4,91% respecto a 2009. Con semejantes datos parece razonable que el presidente Camps se comprometiera ante los suyos a poner el empleo "como el gran proyecto y objetivo para salir los primeros de la crisis". El presupuesto de la Generalitat para 2011 se ha marcado como meta la creación de algo más de 5.000 puestos de trabajo netos.

El presidente condiciona el pacto al agua, el AVE y más dinero

La crisis económica fue objeto de las reflexiones del presidente, entre ellas, aunque sin citarlo, la posibilidad de algún tipo de acuerdo con los socialistas. En ese sentido, Camps dijo que el PP está abierto "al pacto con todo el mundo, porque pretende que todo el mundo haga lo imposible para salir de la situación económica que tanto preocupa a todos".

El ofrecimiento al acuerdo llegó a renglón seguido de una serie de reivindicaciones "fundamentales para el desarrollo de nuestra tierra": Agua, más transferencias económicas, AVE para Alicante y Castellón, corredor mediterráneo, oposición a las prospecciones petrolíferas, al almacén de residuos nucleares y a la "paralización del desarrollo económico del sector turístico".

En su intervención el presidente del Consell descalificó las políticas del PSOE porque "hablan a un mundo y a una sociedad que no existe y de proyectos absurdos", mientras que el PP "trabaja comprometido con las personas". "La estructura socialista está a punto del desbordamiento", y añadió, "el efecto Zapatero, que ha supuesto la mayor época de crisis en España, ha sido el detonante para que el proyecto socialista valenciano se desmoronara totalmente".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 9 de enero de 2011