Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Audiencia ha digitalizado ya ocho millones de documentos

La Audiencia Nacional sobrepasó ayer los ocho millones de documentos digitalizados, lo que supone que en un par de meses se convertirá en el primer órgano judicial que elimine el papel en la tramitación de sus procesos.

El tribunal inició el pasado mes de septiembre un proceso de digitalización de todos sus sumarios y procedimientos con el objetivo de llegar al expediente digital, o papel cero, lo que previsiblemente se alcanzará en el mes de marzo.

Un centenar de personas -la mitad de ellas, abogados con experiencia en trámites procesales-, trabajando día y noche en turnos de ocho horas, han conseguido en solo tres meses y medio digitalizar ocho millones de documentos de los 10 que se calcula que suman los sumarios en curso. Cada día se digitalizan alrededor de 200.000 páginas.

El organismo consume 27 millones de folios al año, por lo que su eliminación supondrá un ahorro de 180.000 euros en papel en 2011.

Pero con ser notable el ahorro, es mucho más importante la agilización que supondrá poder localizar cualquier documento de cualquier causa en décimas de segundo mediante una búsqueda informática.

Notificaciones

El expediente digital, que se irá implantando progresivamente en todos los juzgados y tribunales de España, constituye uno de los elementos fundamentales del Plan Estratégico de Modernización del Sistema de Justicia 2009-2012, junto con la Nueva Oficina Judicial y las notificaciones telemáticas de las resoluciones por medio del sistema Lexnet.

La Audiencia Nacional realiza en la actualidad un millón de notificaciones semanales por ese procedimiento. En ello radica la agilización más importante en el desarrollo de los procesos judiciales, al suprimirse progresivamente la obligación de que los procuradores tengan que acudir personalmente a los juzgados para ello.

La notificación telemática por medio de Lexnet ha supuesto una verdadera revolución por la velocidad que conlleva.

Las notificaciones a través de Internet en comparación con el trámite tradicional de notificación, equivalen a lo que ha supuesto el correo electrónico respecto del ordinario.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 8 de enero de 2011