RTVV prepara "ajustes de organización" para reducir el déficit de Canal 9

Empresarios del sector audiovisual aseguran que el director general les ha informado de que prepara un ERE para después de las elecciones

José López Jaraba, director general de Ràdio Televisió Valenciana (RTVV), prepara "ajustes de organización" para reducir el déficit del ente, que supera los 1.100 millones de euros. Lo hará según el diseño realizado por la consultora Price Waterhouse Coopers (PWC), que ganó el concurso abierto el pasado mes de agosto por 185.000 euros. Según Jaraba, se trata de una mejor optimización de los recursos del ente público autonómico. Y niega categóricamente que ese "mejor aprovechamiento" pase por reducir la plantilla: ni con despidos ni con un ERE (expediente de regulación de empleo). Según él, consiste en la modernización de la estructura y su adaptación a nuevos retos, entre ellos un papel fundamental de la plataforma digital. Sin embargo, y a pesar de lo rotundo de sus afirmaciones, hay otra versión de las decisiones que se propone tomar el máximo responsable de la radio y la televisión autonómicas valencianas.

La cadena tiene más trabajadores que Tele 5 y Antena 3 juntas
Más información
RTVV bajará un 14,8% el sueldo de sus directivos y eliminará el 27% de las jefaturas

El 26 de noviembre, López Jaraba presentó junto al director general de Cacsa (Ciudad de las Artes y las Ciencias), Jorge Vela, y el vicepresidente de la Fundación GentXGent, Rafael Sanmartín, un telemaratón solidario de Canal 9, que tuvo lugar el 19 de diciembre. Y allí mismo explicó cuáles eran sus planes.

Sanmartín, que estaba en ese evento, y también es el socio responsable de la consultora PWC, asistió a la explicación de Jaraba, coincidente con lo que dijo el 25 de noviembre en una comparecencia en las Cortes, "planificar la estrategia a medio y largo plazo sin dejar de prestar el servicio público".

Los datos objetivos son que Canal 9 tiene más trabajadores que Tele 5 y Antena 3 juntas. Sus casi 1.800 empleados absorben más de 75 millones de euros del presupuesto de un ente con la plantilla doblada, a la que se acusa de acomodarse a las directrices políticas que emanan desde la dirección general.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El sector audiovisual soporta una deuda millonaria de Canal 9. ¿Por qué no han reclamado ante los tribunales? Porque las productoras tienen la expectativa de que después de las próximas elecciones autonómicas se meta mano al funcionamiento del ente y sus productos tengan cabida una vez se hayan recortado gastos de forma importante, entre ellos, la plantilla. Según fuentes del sector audiovisual, Jaraba lleva meses advirtiendo en diferentes foros que Canal 9 prepara un ERE para ejecutarlo tras las elecciones autonómicas de mayo de 2011. Él, preguntado por este periódico, lo ha negado taxativamente. La última vez que comentó en público la regulación de empleo fue con motivo de la entrega de los III Premios Berlanga, el pasado 2 de diciembre en los mismos platós de Burjassot, donde se celebró la gala del audiovisual.Jaraba ya había mantenido diferentes reuniones en los meses previos con un sector al que la empresa pública le debe más de 21 millones de euros. El caso más llamativo es el de la productora de la exitosa serie L'Alqueria Blanca, a la que adeudan más de seis millones de euros desde hace más de un año y medio. En términos generales, las empresas que trabajan para RTVV tardan 20 meses en cobrar sus facturas. Y confían en lo que Jaraba les ha dicho, según explican, que las cosas cambiarán después de las próximas elecciones. El director general asegura, sin embargo, que nada ha dicho al respecto.

El plan al que se refiere el sector audiovisual está en marcha. El documento que lo recoge no está cerrado. Y Jaraba pretende que sea consensuado con los sindicatos. Estos, por su parte, aseguran desconocer ninguna de las intenciones de Jaraba y no estar de acuerdo con una política que suponga despidos.

El proyecto de transformación del grupo audiovisual busca nuevas fórmulas de gestión, como el contrato-programa, que tiene como primer objetivo reducir el gasto de la plantilla desde los más de 75 millones de euros actuales a unos 20. Aunque en un primer momento se llegó a barajar la posibilidad de despedir a casi 1.000 trabajadores (un 60% de la plantilla) usando fórmulas intermedias, como las bajas incentivadas o las prejubilaciones, la cifra puede quedar estabilizada entre 300 y 400 empleados, lo que impedirá cumplir el objetivo de reducción del gasto. Jaraba ha defendido en público el modelo del contrato-progama pero rechaza que su implantación suponga reducción de plantilla.

El presidente Francisco Camps anunció en 2008 que la televisión pública valenciana cambiaría su financiación, pasando a regirse por un contrato-programa, como ya hacen RTVE o TV3. El ex director general Pedro Garcia, implicado en el caso Gürtel, ya trabajó en ello, ya habló de "redefinir" y "congelar" la plantilla. La ejecución de esa idea quedó paralizada por su forzosa dimisión hace ya un año y medio.

RTVV debe más de 1.200 millones de euros (1.139 a finales de 2009), de los que casi 1.100 corresponden a préstamos bancarios a devolver a largo plazo, tiene más de 150 millones de deuda con proveedores, pérdidas por encima de 200 millones anuales (212 en 2009) y poco más de 20 millones de ingresos publicitarios. Y, junto con Telemadrid, es la autonómica más denostada por la manipulación informativa a la que son sometidos sus informativos.

Pero tiene otros problemas añadidos. Jaraba heredó la retransmisión de la liga de campeones de fútbol, que firmó su predecesor en julio de 2009. Es una inversión millonaria, con repercusión mínima en la audiencia, a la que no ha podido hacer frente, y por ello desde hace meses la actual liga no se ve porque Mediapro reclama una deuda impagada por Canal 9. Pero además, en enero de 2010 revalidó la compra, también con Mediapro, de los derechos de la Fórmula 1, cuyo impacto en la audiencia es también exiguo y a propósito de lo que la oposición pide cuentas. Por ejemplo, porque hayan viajado dos trabajadores de la tele a Brasil, con el pretexto del premio, durante nueve días a gastos pagados.

Situación económica de Canal 9

- La televisión autonómica tiene 47 millones de capital social en negativo, lo que la ley de sociedades anónimas no permite.

- La deuda del ente público autonómico supera los 1.200 millones de euros, la mayor parte de esa cantidad es deuda a largo plazo.

- La audiencia media vive sus peores momentos, no supera de media el 5%

- Debe a la productora de L'Alqueria Blanca seis millones.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS