La presidencia, entre Sala o Aragón

La presidencia se juega principalmente entre Pascual Sala y Manuel Aragón, dado que, tras la renovación del Senado, la correlación teórica de fuerzas en el Tribunal Constitucional es de siete progresistas frente a cuatro conservadores. Los ministros con mayor peso específico en el Gobierno, como Alfredo Pérez Rubalcaba, preferirían a Pascual Sala, ex presidente del Tribunal Supremo y del Consejo del Poder Judicial, magistrado de la élite de lo Contencioso y que cuenta con un gran cartel como organizador de instituciones, tras la reforma integral que hizo del palacio del Tribunal Supremo.

El ministro de Justicia, Francisco Caamaño, algún influyente consejero del presidente Zapatero y un sector de catedráticos apoyan a Manuel Aragón. Pero su nombramiento, que ha bajado muchos enteros en las últimas semanas, marcaría las relaciones del alto tribunal con Cataluña, por su decisiva intervención votando junto a los conservadores en el recorte del Estatuto catalán.

Más información
El Gobierno da vía libre en el BOE al nuevo Tribunal Constitucional

En cualquier caso, Sala o Aragón estarían a expensas de la renovación de los magistrados del Congreso, ya que los cuatro nuevos, con o sin Enrique López, tendrían que participar en una nueva elección de presidente y vicepresidente, que sería la definitiva.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS