Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP liquida Emarsa con los votos en contra del PSPV

La junta general de Emarsa liquidó ayer la sociedad con los votos a favor del PP, que goza de mayoría. Los socialistas votaron en contra, pues entienden que la solución adoptada no es la adecuada. Por la tarde, en los comunicados que enviaron, cada parte culpó a la otra de dificultar la investigación sobre la supuesta malversación de los fondos de la sociedad, antigua gestora de la depuradora de Pinedo, en Valencia.

Con el voto favorable de los populares, el activo de Emarsa (edificios, suelo, mobiliario, maquinaria...) es ahora propiedad de la entidad metropolitana del agua, la Emshi, que se encarga de la liquidación de Emarsa desde julio. El pasivo (deudas...), será también problema de la Emshi. El objeto de este organismo es abastecer de agua la zona metropolitana de Valencia, además de la propia capital. Otra de sus funciones, el saneamiento, lo delegaba en Emarsa, asunto que concluyó cuando se decidió su liquidación el pasado julio por las deudas. Desde entones, otra empresa pública dependiente de la Generalitat, la Epsar, realiza esta función.

Desde el verano, los medios de comunicación recogen cada semana informaciones que aluden al funcionamiento de la gestora de la depuradora. En el informe de liquidación que la junta general de Emarsa aprobó ayer, se resume la supuesta malversación de fondos en que incurrieron principalmente el gerente y el director financiero de la sociedad; las peticiones de proveedores que piden cobrar por trabajos que supuestamente no se hicieron o la compra de artículos y contratación de servicios que poco tienen que ver con el funcionamiento de una depuradora (regalos, viajes...).

Regalo a la Generalitat

El presidente de Emarsa y la Emshi, Enrique Crespo, criticó ayer al socialista Ramón Marí porque, en su opinión, resulta "inaceptable que únicamente el PP quiera dar solución a las obligaciones pendientes de pago de Emarsa y que lo único que busque el PSPV sea el rédito electoral". Marí entiende por su parte que "no tiene ningún sentido que después de estar durante años pagando las deudas, ahora los Ayuntamientos del área metropolitana se queden con las facturas y la Generalitat con la gestión. Es un regalo", lamenta.

El juzgado de Instrucción número 15 de Valencia investiga las supuestas irregularidades de Emarsa desde hace semanas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 30 de diciembre de 2010