Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Justicia impulsa el teletrabajo en la Administración pública

29 funcionarios desarrollarán sus tareas desde casa

Con un programa inédito en la Administración pública vasca, el Departamento de Justicia se sube al carro de la conciliación de la vida laboral y familiar. La consejería que preside Idoia Mendía presentó ayer una experiencia piloto con la que 29 funcionarios del área trabajarán a lo largo de cuatro meses, tres días por semana, desde su casa. Una apuesta fundamentada en la "confianza", como explicaron sus promotores durante la presentación de la iniciativa en Bilbao. Confianza entre el futuro funcionario que realice sus labores desde su domicilio o cualquier otro lugar y el jefe de servicio y viceversa.

A la medida se han acogido de forma voluntaria funcionarios de carrera, miembros interinos y laboral fijo que trabajan en el departamento de Justicia y Administración. Sólo algunos puestos son susceptibles de desarrollarse bajo esta modalidad de trabajo. De la iniciativa han quedado descartados, entre otros, los jefes de servicio y las personas encargadas de desarrollar la atención al ciudadano.

La iniciativa, inédita en el País Vasco, se extenderá cuatro meses

La experiencia permitirá a estas personas trabajar tres días a la semana desde un lugar ubicado fuera de las instalaciones públicas, siempre y cuando, las características de las tareas lo permitan. Las dos jornadas laborales restantes se desarrollarán de forma presencial y según los horarios establecidos.

El programa piloto fue presentado por el viceconsejero de Función Pública, Juan Carlos Ramos; la directora de Función Pública, Marisa Cuesta; la directora del IVAP, Encar Etxezarra, y el responsable de Relaciones Laborales del Ejecutivo, Javier Gil. Ramos destacó que la iniciativa responde a la reorganización de los puestos de trabajo, su estructuración por objetivos y resultados y en el impulso de la eficiencia y de la conciliación de la vida familiar y laboral.

La experiencia, ya se ha puesto en marcha en otras comunidades autónomas como Cataluña, permitirá, según sus impulsores, reducir las bajas laborales y el absentismo. El programa además introduce en la Administración la medición del trabajo en función de los resultados y permite ligar la productividad a una serie de objetivos.

Ramos destacó la importancia de que los jefes de servicio marquen unas pautas a sus subordinados. "La Administración debe marcar objetivos e iniciar una senda de control y de evaluación de la actividad del empleado público", explicó. El viceconsejero de Función Pública advirtió que la oportunidad de trabajar desde casa "no es un regalo de la administración para los trabajadores, porque aquí hay una búsqueda de trabajo".

Los funcionarios que se han acogido a la iniciativa tendrán la oportunidad de trabajar durante las horas del día que elijan, por lo que Justicia espera un incremento de la productividad. "Al estar motivado, se rinde más", apuntó Ramos aunque añadió que la medida no es "en ningún caso un cheque en blanco para que los trabajadores puedan hacer lo que quieran".

La flexibilidad de horarios también beneficiará a las personas con necesidades especiales de movilidad y potenciará la gestión del tiempo personal y profesional de los trabajadores. El teletrabajo también reducirá los desplazamientos de los empleados, disminuyendo, por tanto, los gastos de transporte y los riesgos de sufrir un accidente.

El perfil

- El 76% de los trabajadores son funcionarios interinos con 12 años de antigüedad de media en la Administración.

- Las solicitudes entre hombres y mujeres se dividen a la mitad. El 54% de los candidatos tiene hijos.

- El 85% de los solicitantes accede a su puesto de trabajo en transporte público o coche y el 72% realiza 120 kilómetros al día para llegar a su lugar de trabajo.

- Ocho traductores, seis asesores jurídicos, cinco gestores de web, un terminólogo y nueve técnicos se acogerán a la medida.

- La Administración les facilitará solo si es preciso un ordenador portátil y un teléfono móvil y en todos los supuestos una línea ADSL y acceso a las aplicaciones informáticas del departamento.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 28 de diciembre de 2010

Más información