Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Bolsa española es la más rentable de la década a pesar del mal año

El Ibex 35 se convierte en el peor de los grandes índices en 2010 al caer un 15%

La Bolsa española está a cuatro sesiones de cerrar un ejercicio pésimo. El Ibex 35 acumula una caída del 15,35% desde enero, lo que le sitúa como farolillo rojo entre los principales índices bursátiles. El panorama cambia, sin embargo, para el mercado español si se amplía el periodo de cómputo. Con 2010 concluye también la primera década del siglo XXI y en este plazo el mercado español es el más rentable entre las principales Bolsas mundiales.

En los últimos 10 años la rentabilidad total del Ibex 35, es decir, si a la revalorización de las acciones se le suman los dividendos pagados por las empresas, alcanza el 53,5%, según datos de Bloomberg. Este rédito supera con holgura al que ofrecen el resto de índices. Tras el Ibex 35 se sitúan desde el punto de vista de la rentabilidad total el Footsie 100 británico (38%), el Dow Jones estadounidense (35%) y el BEL 20 belga (23%). Aunque los asesores financieros insisten en que a largo plazo (y una década ya se puede considerar como largo plazo) la renta variable es el mejor activo de inversión, los datos apuntan que esta teoría no se cumple en todos los casos: las Bolsas de Japón, Grecia, Irlanda, Holanda, Suiza, Francia y el índice del área euro (Euro Stoxx 50) cierran la década con caídas.

La rentabilidad acumulada anual llega al 4,39% con dividendos

Las empresas cotizadas han repartido 154.000 millones desde 2001

Un axioma bursátil que sí se ha cumplido en el último decenio es la importancia de seguir una estrategia de inversión que conceda importancia a las políticas de retribución al accionista de las empresas. Y es que si no se tienen en cuenta los dividendos distribuidos y solo se calcula la rentabilidad bursátil por la variación en el precio de las cotizaciones, solo cuatro entre los principales índices bursátiles mundiales logran rentabilidades en el periodo 2001-2010. El Ibex 35 vuelve a ser, según este parámetro, el más rentable con una ganancia del 8,65%, seguido por el Dax alemán (8,5%) y los índices estadounidenses Nasdaq (6,98%) y Dow Jones (6,54%). Sin contar el reparto de beneficios empresariales, hay mercados como el italiano o el irlandés cuyas pérdidas alcanzan el 50%.

En términos de precios, la rentabilidad acumulada anual de la Bolsa española en la década es del 0,84% que se transforma en el 4,39% por año si se añade el efecto de los dividendos. El arranque del siglo XXI ha estado marcado por dos mercados bajistas, al principio y al final de la década, y un largo periodo alcista en medio. El Ibex ha subido en seis de los últimos 10 años y ha bajado en cuatro ejercicios (teniendo en cuenta 2010). La mayor caída anual fue la sufrida en 2008 (-39,43%) y la principal subida en un año, tuvo lugar en 2006 (31,7%).

El selectivo cayó a su mínimo de la década (5.499 puntos) en octubre de 2002 arrastrado por el pinchazo de la burbuja tecnológica y los escándalos de Enron y Worldcom. La cota máxima del periodo (15.823 enteros) la alcanzó el índice en noviembre de 2007 impulsado por el prolongado crecimiento de la economía española, el boom inmobiliario y la internacionalización de las empresas.

Entre los valores que actualmente componen el Ibex 35, los que más se han revalorizado en la última década son los títulos de dos compañías ligadas al sector de la construcción. Las acciones de OHL se revalorizan un 480% en el periodo y las de ACS un 326%. Tras estas empresas se sitúan en términos de rentabilidad (sin incluir dividendos) Red Eléctrica (261%), Abertis (144%) y Abengoa (127%). Por el contrario, las cotizaciones que peor lo han hecho en la década han sido las de BBVA (-48,7%), Banco Popular (-45,4%), Banesto (-43,1%), Bankinter (-35,7%) y Gamesa (-31,7%).

Uno de los bastiones de la rentabilidad total de la Bolsa española ha sido la remuneración al accionista. En los últimos 10 años las compañías cotizadas han distribuido entre sus propietarios 153.777 millones de euros en dividendos. La rentabilidad por dividendo actual del mercado es del 5,5%, lo que convierte a la Bolsa española en la más generosa de entre los principales mercados regulados desarrollados.

La primera década de 2010 también ha sido prolija en salidas a Bolsa. En total, han debutado en el parqué 35 compañías aunque la rentabilidad de estos estrenos, en la mayoría de los casos con tramos para pequeños accionistas, deja mucho que desear. Tan solo ocho empresas cotizan por encima de su precio de salida. Los estrenos más rentables son Inditex (294%), Técnicas Reunidas (181%), Iberia (173%), Grifols (138%) y Enagas (137%).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 27 de diciembre de 2010