Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Interior acerca las policías locales a la Ertzaintza para optimizar la seguridad

La comunicación directa entre ambos cuerpos pretende evitar su duplicidad

Ocho más tres, igual a once. O lo que es igual: 8.000 ertzainas más 3.000 policías locales, igual a 11.000 agentes. Son los que a diario velan por la seguridad ciudadana en Euskadi y cuya colaboración, deficiente en muchos aspectos a día de hoy, pretende fomentar la consejería de Interior para optimizar la efectividad policial, máxime en un contexto de crisis que dificulta la dotación de nuevos recursos. La sencilla operación matemática se ha convertido en fórmula política para un departamento que, aunque carece de competencia directa sobre las guardias urbanas, aspira a mejorar su coordinación con la Ertzaintza.

El pasado 17 de noviembre, Basauri estrenó un sistema de colaboración basado en la tecnología. El Ayuntamiento y la consejería firmaron un convenio mediante el que la policía local pasaba a integrarse en la denominada red digital TETRA de la Ertzaintza, un sistema que permitirá la comunicación directa entre ambos cuerpos. Este mes, Vitoria se ha sumado a una iniciativa que ha recabado también el interés de otras corporaciones de distinto perfil político, como Lekeitio, Ermua, Sestao o Abanto en Vizcaya, y Rentería, Azpeitia u Ordizia en Guipúzcoa, entre otros. "La clave está en que no somos enemigos ni adversarios, sino aliados", explica Javier Sánchez, director de Coordinación de Policías Locales de Interior. El Ejecutivo confía en poder atraer a una docena de nuevos municipios a lo largo del año que viene.

La red TETRA simplifica la hasta ahora tortuosa relación telefónica

Basauri y Vitoria han estrenado una colaboración que se prevé incrementar

La red TETRA que desde hace años utiliza la Ertzaintza, y a la que ya se han sumado la mayoría de los recursos de emergencias de Euskadi, conllevará un importante avance para las guardias urbanas, que hasta ahora se han servido de la tecnología analógica. Las ventajas son numerosas. Además de optimizar la comunicación interna, el sistema facilita una coordinación directa con la policía vasca y las locales limítrofes. Se reducen así las tortuosas gestiones telefónicas a las que hasta ahora había que recurrir ante los incidentes que implicaban a dos o más cuerpos, así como la duplicidad de intervenciones. "El objetivo es que al lugar de los hechos, y en el menor tiempo posible, llegue la patrulla más cercana para ofrecer una atención inicial, con independencia de si luego la competencia hay que derivarla", explica Sánchez.

A través de la red digital, la información "no solo no se pierde por el camino", sino que "se agiliza y gana en seguridad" al estar encriptada. Se trata, según Interior, de "la principal implantación tecnológica en la persecución del delito". Más allá de la comunicación, TETRA facilita también la transmisión de datos. En adelante, los agentes locales podrán consultar al instante, por ejemplo, la información básica de un vehículo y su propietario con solo introducir la matrícula. El modelo y sus características, si está asegurado y cuenta con todos los permisos en regla o cuántos puntos del carné le restan al conductor.

Tras más de dos décadas de trayectoria en Sestao y Bilbao, Sánchez es conocedor de la aportación que las policías locales pueden ofrecer a la Ertzaintza en materia de seguridad vial y ciudadana. Por eso, desde su acceso al Gobierno apostó por el reconocimiento de la labor de las guardias urbanas y por fomentar su colaboración. Tras meses de debate, el visto bueno para integrar a los cuerpos locales en TETRA llegó hace un año. Desde entonces se han estudiado las necesarias medidas de seguridad para tener identificados a los agentes municipales que hacen uso de la red.

El Gobierno vasco ha aprobado esta semana el convenio marco de colaboración con los ayuntamientos en esta materia. Tras la adhesión de Basauri y Vitoria, 2011 será clave para atraer a otras importantes policías locales, como las de Barakaldo o San Sebastián. Más difícil se presenta la incorporación de Bilbao, cuyo cuerpo supera los 700 efectivos y dispone de su propia red digital de comunicación. En este caso, la colaboración se reduce a materias concretas.

Informática y vestuario, nuevos retos

La colaboración entre la Ertzaintza y las guardias urbanas se presenta como el horizonte al que parece abocar una recesión económica que impide el derroche de recursos. Más allá de la coordinación por voz que empieza a explorarse, Interior aspira a la puesta en marcha de un sistema informático conjunto en el que los distintos cuerpos puedan compartir los datos que les afecten. "Se trata de tener una base común a la que acudir en caso de necesidad", avanza el director de Coordinación de Policías Locales de la consejería, Javier Sánchez.

La iniciativa se encuentra aún en ciernes y se presume compleja de desarrollar, ya que la información disponible "deberá pactarse" entre ambas partes, al igual que las características del propio archivo. Una cuestión de más calado que el que a simple vista aparenta, ya que algunas policías locales almacenan todavía sus datos en libros manuscritos y otras recurren a sistemas informáticos obsoletos.

No es la única medida de unificación en la que trabaja la consejería, aun consciente de la identidad propia de las policías locales. Otro de los grandes objetivos consiste en homogeneizar la imagen de los agentes para "evitar la dispersión actual de uniformes y colores que confunden al ciudadano". El equipo de Sánchez ha diseñado ya un prototipo de vestuario, idéntico para las distintas guardias urbanas, en el que se refleja la palabra Polizia y en el que, junto a la ikurriña, se reserva un espacio para el logotipo de cada cuerpo. En pos del acuerdo, el proyecto se contempla a largo plazo, al igual que la pretensión de dotar a cada agente municipal de un carné profesional único con su identidad personal.

Mapa heterogéneo

- El principal cuerpo local de Euskadi es el de Bilbao, que supera los 700 agentes. Más de los que suman los de San Sebastián y Vitoria, con más de 300 cada uno.

- Tras las tres capitales se sitúan Barakaldo y Getxo, cuyas plantillas sobrepasan con creces los 100 policías. Además, hay otros seis municipios con más de medio centenar de efectivos.

- En el lado opuesto de la balanza, 53 localidades vascas disponen de guardias urbanas con menos de 20 profesionales.

- Los otros casi 200 ayuntamientos de Euskadi carecen de plantilla propia y dependen de la Ertzaintza, aunque algunos cuentan con alguaciles o brigadas no profesionales cuyo horario se limita al de los funcionarios.

- Miembros de la Ertzaintza, además, prestan servicio en ocho corporaciones de la comunidad autónoma.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 20 de diciembre de 2010

Más información