Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
TALENTOS QUE ARRIESGAN

De la foto energética a la película entera

Aiguasol calcula cómo construir edificios y barrios más eficientes

Empezaron, a pesar de que el mercado de la eficiencia energética estaba verde, porque creyeron que había un hueco. Y esa ha sido su política siempre. Cuando la competencia entra en masa en un campo que dominan, ellos procuran estar ya en la innovación que viene. Eso es Aiguasol, una cooperativa dedicada a la ingeniería energética y a la investigación de soluciones para reducir el impacto asociado al consumo de energía. Empezaron ofreciendo simulaciones energéticas hace once años y hoy se encargan de la planificación energética para barrios enteros, como el de Zorrotzaurre, en Bilbao.

Aiguasol nació de la mano de un pequeño grupo de investigadores universitarios. Comenzaron interesándose por cálculos de eficiencia relacionados con la energía solar térmica. Su idea era conseguir que todo su conocimiento teórico se convirtiera en productos. La primera dificultad que encontraron, cuenta su gerente actual Jordi Pascual, es que la tecnología existía pero el mercado no. La mayor ventaja es que había muy pocos competidores.

Para comenzar, basaron su actividad en dos nichos: por una parte, empezaron a participar en proyectos de I+D en Europa. Por otra, lograron convertirse en distribuidores en España y Portugal de herramientas de simulación. Esas herramientas sirven para cuantificar con exactitud el ahorro o el gasto que supone una instalación, por ejemplo termosolar. Se pueden incluir decenas de variables para conocer el comportamiento de un edificio teniendo en cuenta su evolución en el tiempo. Si el edificio está lleno o vacío, si es invierno o es verano, materiales, tamaño de las ventanas... "Hasta entonces, en España las cuantificaciones eran estáticas. Y así no se puede ser exacto. El cliente solo obtenía una foto. Nosotros logramos ofrecerle toda una película", explica Pascual. Así el cliente sabrá si una inversión energética sale rentable o no. Hacen simulaciones, estudios más profundos e incluso proyectos ejecutivos tanto para empresas y profesionales como para la Administración pública. La plantilla la conforman sobre todo ingenieros, arquitectos y físicos.

Actualmente trabajan en cuatro campos: edificación (por ejemplo, estudios para aprovechar al máximo el calor en las viviendas), industria (optimizar fábricas y modelos de producción), generación energética (definir los sistemas más adecuados para todo un barrio, como la futura ampliación de Chamartín) y soluciones informáticas de simulación creadas a medida según las necesidades de una empresa.

"El mercado ha cambiado mucho estos once años. Estaba en el paleolítico y ahora en la edad moderna. Ahora los arquitectos son quienes vienen a nosotros. Y ya no les explicamos qué hacemos, si no por qué lo hacemos mejor que nadie", asegura el gerente.

El 30% de sus ingresos llegan por su participación en proyectos europeos de I+D, un 50% estudios y un 20% de proyectos ejecutivos. La facturación ha ido creciendo poco a poco hasta cerca del millón y medio de euros. Su beneficio el año pasado fue de entre un 3% y 4% de la facturación. Han tenido la suerte, dice Pascual, de que la crisis les pillara con un buen currículo y muy diversificados.

Proyectos

- Abrir mercado en 2011 en América Latina, donde hasta el momento solo trabajan puntualmente. "Ahora buscamos de forma proactiva proyectos y contratos de asesoría". Se centrarán primero en Chile. En una segunda fase sondearán los mercados de Brasil y Argentina.

Perfil

- Aiguasol es una cooperativa cuyo embrión nació de la mano de dos universitarios en 1999. Hoy tiene 20 trabajadores y factura alrededor de 1,5 millones de euros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 19 de diciembre de 2010

Más información