Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Tribuna:

Un día histórico para toda España

Con la llegada del AVE hoy se cumple una reivindicación histórica. Una infraestructura que une, en poco más de hora y media, a los más de 11 millones de personas que residen en dos de las regiones más prósperas y con mayores expectativas de España, la Comunidad Valenciana y Madrid. Una infraestructura que sin ninguna duda cambia el futuro de España.

El AVE se convierte, por tanto, en un elemento de vertebración de ambas comunidades, que potencia su sinergia y acentúa su carácter complementario. El dinamismo del eje de desarrollo Valencia-Madrid se convierte, hoy más que nunca, en imprescindible para salir de la crisis y liderar el progreso económico de España durante los próximos años. No se trata solo de cifras o grandes palabras, en muy poco tiempo veremos cómo el impacto positivo del AVE se medirá en magnitudes mucho más próximas a todos, empleos, tiempo ganado, mayor seguridad en la red viaria y menor impacto ambiental.

Han transcurrido 14 años desde que iniciamos este proyecto y ocho desde que José María Aznar puso la primera traviesa del AVE que habría de unir Madrid con la Comunidad Valenciana.

La finalización de esta gran infraestructura es un éxito compartido. Todos debemos felicitarlos por ver culminado un sueño que llevamos muchos años esperando cumplir. La presencia de sus majestades los reyes don Juan Carlos y doña Sofía pone de manifiesto la importancia de este nuevo eje de comunicación para la unidad, la prosperidad y el futuro de nuestra nación.

Los valencianos somos conscientes de la repercusión que tendrá esta nueva línea de alta velocidad. Nos hemos preparado a fondo para aprovechar todas las posibilidades que brinda esta formidable infraestructura. Hemos invertido en todos aquellos ámbitos sobre los que la llegada del AVE tendrá una mayor incidencia, mejorando la intermodalidad de personas y mercancías a través del transporte público metropolitano y las instalaciones logísticas de nuestros puertos y aeropuertos. Sabemos que somos capaces de convertir esta nueva línea de alta velocidad en la más rentable de España en todos los sentidos, social, medioambiental y económico.

Lo hemos conseguido, y estamos de enhorabuena, pero no podemos olvidar que la línea aún no está terminada: Castellón, Alicante, Elche y Murcia esperan con impaciencia la llegada de la alta velocidad. Una vía que también nos unirá a Europa a través del corredor del Mediterráneo.

Quiero felicitar a todos los que han impulsado y apoyado esta obra, empresarios, cámaras de comercio, sociedad civil, Ayuntamientos y Gobiernos, a todos los trabajadores, empresas, constructoras, ingenieros que con su trabajo directo han hecho posible esta gran obra y a todos los viajeros que a diario la utilizarán y que ya la han convertido en un éxito antes de empezar.

La de hoy es una gran fecha para nuestra tierra, para Valencia, que está en el camino de convertirse en la segunda área metropolitana de España, para Madrid y para todo el conjunto de España, un día que todos recordaremos en el futuro como el punto de partida de un nuevo camino, de un itinerario rápido y seguro hacia el futuro. Hoy todos estamos más cerca de llegar más lejos.

Francisco Camps es presidente de la Generalitat valenciana.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 18 de diciembre de 2010