Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno propone flexibilizar el fondo de rescate del euro para que compre deuda

Madrid cree que los eurobonos no llegarían a tiempo para aliviar la tensión

España es partidaria de "flexibilizar" el Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF) para que pueda actuar "con carácter preventivo" antes de que se llegue al límite de tener que lanzar una operación de rescate financiero, como ha pasado con Grecia e Irlanda. Se trataría de que el fondo pudiera comprar deuda soberana de países en dificultades o conceder préstamos a corto plazo que aliviaran la presión de los mercados sobre los bonos de los Estados que son percibidos como más vulnerables, según indicaron ayer fuentes de La Moncloa.

El presidente español, José Luis Rodríguez Zapatero, defenderá esta propuesta en el decisivo Consejo Europeo que se celebra mañana y pasado en Bruselas, del que espera salga un compromiso para que sea analizada por los ministros de Economía y Finanzas el 17 de enero.

España espera un mensaje de unidad en apoyo al euro en la Cumbre Europea

El Gobierno español considera "relevante" la idea del presidente del Eurogrupo, el primer ministro luxemburgués Jean-Claude Juncker, de crear una agencia de emisión de eurobonos -respaldados por las economías de la eurozona-, pero advierte de que, incluso si se alcanzara un acuerdo -lo que resulta harto improbable, dado el radical rechazo de la canciller alemana Angela Merkel, con el respaldo del presidente francés, Nicolas Sarkozy-, "no podría instrumentarse a corto plazo, ya que requiere tiempo e incluso hay quien cree que requeriría una nueva reforma del Tratado [de Lisboa]", agregaron las mismas fuentes.

En consecuencia, se trata de una "iniciativa interesante, pero que no sirve para solucionar la situación actual", por lo que España prefiere centrarse en conseguir que el FEEF "sea más flexible y tenga más recursos", en línea con la propuesta del Fondo Monetario Internacional (FMI) de doblar su volumen hasta 1,5 billones de euros. A la vista de que Francia y Alemania se oponen también a aumentar los recursos, España pone el acento en incrementar su flexibilidad.

El Banco Central Europeo (BCE) ha realizado ya compras de bonos soberanos en el mercado secundario, aunque en cuantías incomparables a las registradas por la Reserva Federal de EE UU, pero fuentes de La Moncloa subrayan que el BCE solo debe intervenir "ante problemas puntuales de liquidez y falta de funcionamiento normal de los mercados, y no con una actuación indiscriminada".

Los líderes europeos darán el visto bueno al mecanismo permanente de estabilidad financiera (MEF) que debe sustituir en 2013 al actual fondo de rescate. La decisión formal se adoptará en marzo próximo con el objetivo de que la reforma parcial del Tratado haya sido ratificada por los 27 socios, por procedimiento simplificado y sin consultas populares, en diciembre de 2012.

El Gobierno confía en que de Bruselas salga un respaldo sin fisuras a la moneda europea. "Todos son conscientes del momento de dificultad que vive el euro y de que es más necesario que nunca un mensaje de unidad".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 15 de diciembre de 2010