Reportaje:ATLETISMO | Operación Galgo

España toma aliento en el barro

La selección cierra los Europeos de cross con una plata sénior, otra sub 23 y un oro júnior

Unos corrían para escapar de las cámaras; otros, para llegar a la meta. Mientras los implicados en la Operación Galgo apretaban el paso por las calles de Madrid, donde declararon en el Juzgado número 24 de la plaza de Castilla, otros atletas disputaban los Europeos de campo a través en Albufeira (Portugal).

Así le fue a España: Ayad Lamdassem fue subcampeón tras llegar a 3s del sempiterno ganador, el ucranio Lebib, coronado por novena vez (29m 15s en los 9.870 metros); Abdelaziz Merzougui ganó el oro en la categoría júnior (6.070 metros en 18m 97s), y Cristina Jordán fue plata en la sub 23, a 9s de la turca Erdogan (20m 8s). Fue, sin embargo, algo más que una carrera entre el barro y el frío, un cross marcado a cada metro y a cada pesada zancada por la Operación Galgo.

Merzougui, el mejor joven de Europa, llegó en patera a Lanzarote hace cuatro años

Más información

Estuvo, para empezar, el caso de Nuria Fernández, campeona europea de los 1.500 metros. La fondista vivió un martirio durante los días previos. Primero supo que Manuel Pascua, su entrenador, estaba detenido. Luego, que Marta Domínguez, su amiga desde niñas, la misma que publicaba fotos de su embarazo en Internet, esa cómplice de travesuras que la tapaba mientras ella cogía un micrófono, se hacía pasar por la recepcionista y convocaba al teléfono durante las concentraciones a otros compañeros, estaba en libertad con cargos. Y, finalmente, ella misma prestó declaración ante la Guardia Civil como testigo. Acabó la prueba compungida, a un mundo de la portuguesa Jessica Augusto, la campeona, que no la vio llegar porque terminó en la 16ª plaza.

Estuvo, para seguir, el caso de Lamdassem, que el viernes por la noche pasó un control antidopaje, como todos sus compañeros de la selección, y luego se vio ocupando un lugar que, según los expertos, le correspondía a otro hombre, a otro atleta, a uno que tiene un problema: Alemayehu Bezabeh, de origen etíope, tiene el récord de España de los 5.000 metros, fue el primer español en proclamarse campeón de Europa de campo a través (Dublín 2009) y no pudo competir en Albufeira por su implicación en la Operación Galgo.

Estuvo, para continuar, que Televisión Española, a través de Teledeporte, retransmitiera por primera vez en la historia todas las pruebas de los campeonatos, fueran las de los júnior o las de la categoría absoluta, igual que retransmitirá hoy (12.00) la rueda de prensa de José María Odriozola, el presidente de la federación de atletismo: la Operación Galgo ha colocado a su deporte bajo los focos.

Y estuvo, al final, la fotografía de cómo España intentaba tomar aliento en el barro porque logró tres medallas colectivas (bronce en hombres y mujeres en la categoría absoluta, además de en hombres sub 23) y Merzougui ganó entre los júnior sin importarle el frío ni los codos afilados. Aquello, claro, no debió impresionarle: hace cuatro años, cuando todavía era un adolescente, llegó hasta Lanzarote en una patera procedente de Marruecos y tras 36 horas de travesía.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0013, 13 de diciembre de 2010.

Lo más visto en...

Top 50